El todavía todopoderoso personajes que salío de la cárcel para darse a la fuga por un error judicial es ahora muy peligroso, según el Gobienro de los Estados Unidos.
El FBI agregó el jueves a Rafael Caro Quintero, un ex capo mexicano de la droga que cumplió una condena de 28 años de prisión, a su lista de los diez prófugos más buscados por el secuestro y asesinato en 1985 de un agente de la DEA.

Rafael Caro Quintero es acusado de ayudar en el crimen del agente especial de la DEA Enrique Camarena Salazar, conocido como Kiki Camarena, y por ello fue sentenciado a cumplir su condena en una prisión de máxima seguridad en la que permaneció más de 28 años hasta el 2013, cuando quedó en libertad.
Casi dos años después fue nuevamente acusado por el asesinato de Camarena y ha permanecido prófugo hasta ahora. Esta es la primera vez que un fugitivo de la DEA figura entre los 10 objetivos prioritarios del FBI.El hijo de Camarena fue un fiscal en San Diego y es un juez de la corte Superior. En Chula Vista también hay una escuela nombrada en su honor.
Caro Quintero es considerado uno de los narcotraficantes más famosos de México y fue fundador del poderoso Cartel de Guadalajara, por lo que fue considerado el “Narco de narcos” durante la década de 1980.
Los fiscales federales en Brooklyn también anunciaron el desbloqueo de una acusación adicional contra Quintero, acusándolo de ser un líder en una empresa criminal continua y el individuo responsable del asesinato de Camarena.
La acusación también dice que fue un líder en el tráfico de metanfetamina, heroína, cocaína y marihuana en los Estados Unidos y en otros lugares desde 1980 hasta 2017.
Estados Unidos ofrecie una recompensa de $20 millones por información que conduzca a su arresto.
Camarena fue secuestrado el 7 de febrero de 1985 en la ciudad de Guadalajara, capital del occidental estado mexicano de Jalisco. Las autoridades dicen que las órdenes directas del secuestro vinieron de Caro-Quintero.
Camarena fue rodeado por cinco hombres armados que lo arrojaron a un automóvil y luego se alejaron. Se cree que Camarena murió dos o tres días después de su secuestro, pero su cuerpo no fue encontrado hasta el 5 de marzo de 1985.

Dejar respuesta