Una corte federal rechazó la demanda contra la SB 4 en Texas, tuiteó el gobernador Greg Abbott este martes. Según la publicación, la ley que prohibía las ciudades santuario en el Estado seguirá en efecto.
La Corte federal de Apelaciones del Quinto Circuito respaldó este martes casi toda la controversial ley SB4 de Texas, que castiga a las autoridades locales que no cooperen con las deportaciones y que se nieguen a eliminar sus políticas santuario.
Los jueces de la corte tan solo consideraron inconstitucional una palabra de la ley. El texto pide castigar a los líderes locales que “adopten, apliquen o apoyen” políticas que limiten la cooperación con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), pero los magistrados bloquearon la palabra “apoyar”. Consideran que castigar con una multa, prisión o despido a una autoridad por “apoyar” políticas santuario puede atentar contra su derecho constitucional a la libre expresión.
El 31 de agosto, 2017, un día antes de que la ley entrara en efecto, un juez federal bloqueó algunas cláusulas de la medida.
Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones del 5to Circuito de Estados Unidos dictaminó a finales de septiembre que partes de la SB 4 podían implementarse.

Ese día, la corte federal además aseguró que la ley podría ser desbloqueada en su totalidad si se realizaban algunos cambios de lenguaje.

Dejar respuesta