El hispano José Gilberto Rodríguez, el presunto asesino de una anciana, ha desatado una verdadera cacería por parte de diversas corporaciones policiacas en Houston al ser el presunto responsable de varios hechos de violencia más en el noroeste y norte del área metropolitana.

Las autoridades revelaron que Rodríguez, de 46 años, también podría estar involucrado en otras dos muertes en los últimos cuatro días en el área metropolitana, según explicó Arturo Acevedo jefe del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) en una conferencia de prensa en la tarde del lunes.

Pamela Johnson, una anciana de 62 años, podría haber sido la primera víctima del hombre y a la cual presuntamente la mató el viernes 13 de junio en su casa del 12402 Bent Pine Drive en el noroeste de área metropolitana de Houston.

El carro de la mujer, un PT Cruiser en color rojo, no estaba cuando las autoridades llegaron para investigar el crimen. Las autoridades no dieron detalles de cómo murió la mujer.

En la noche del sábado 14 de julio el PT Cruiser de Johnson fue visto en la playa de estacionamiento del centro comercial Willow Brook Mall en la intersección de las carreteras Northwest Freeway 249 y Farmers Road 1960 a pocas millas de la casa de la víctima.

Las cámaras de seguridad de una tienda del lugar le revelaron a la División de Homicidios de la Oficina del Alguacil del condado de Harris, oficina que comenzó a investigar la muerte de Johnson, imágenes del hombre que ahora están buscando en relación a la muerte de la anciana.

José Gilberto Rodríguez, de 46 años, fue calificado por las autoridades como un asesino en serie por la avalancha de violencia que ha desatado en cuatro días en Houston. Las corporaciones de la ley en la urbe creen que podría estar involucrado en por lo menos tres asesinatos, el primero el de una anciana en el noroeste de la ciudad.

En caso de ser detenido, informó Ed González jefe de la Oficina del Alguacil del condado de Harris, el presunto responsable enfrenta cargos de homicidio capital y, en caso de ser el responsable de las otros dos muertes, el jefe policial no dudó en llamarlo “un asesino en serie”.

Hasta las primeras horas de la tarde de éste lunes 16 de julio las autoridades no sabían nada del presunto responsable de Johnson. Sin embargo, la historia dio un giro que alertó a los agentes de diversas corporaciones con otro homicidio al norte de la ciudad.

A las 3:30 de la tarde en una tienda de colchones ubicada en la esquina de la carretera Interstate 45 North Freeway y East Crosstimbers Street, en el norte de Houston, el gerente encontró muerto de un balazo a uno de sus empleados. El auto del empleado, un Nissan Sentra con placas KPD2805, no estaba en el estacionamiento. Las autoridades ya lo están buscando con vigilancia en toda las carreteras de la ciudad.

“Ha habido tres incidentes recientes, el primero en el área del vecindario de Cypress Spring en donde una anciana fue asesinada… hubo otro homicidio en el área de Farmers Road 1960 y ahora éste, creemos que los tres están relacionados, no podemos dar toda la información por qué lo creemos, pero nos basamos en la munición que se usó en los tres incidentes”, explicó Humberto López detective de la División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés).

López pidió a la población que, en caso de tratarse de la misma persona, no se acerquen si lo ven o avistan el auto Nissan Sentra en que podría haber escapado ya que consideran que es una persona peligrosa. La investigación de todos los casos la realizarán de manera coordinada agentes del HPD y de la Oficina de Alguacil del condado de Harris.

“Por favor, si lo ven, no se acerquen a esa persona. Si es el mismo hombre en los tres casos, como creemos, es alguien que ya mató a tres personas. Así que es alguien muy peligroso. Por favor, llamen a las autoridades si lo ven”, explicó López.

Arturo Acevedo, jefe del HPD, dijo que el presunto responsable es alguien “muy peligroso que ha desatado una avalancha de violencia… en nuestra ciudad”, explicó el jefe policiaco quien reveló que Rodríguez tiene un largo historial criminal y estaba libre en libertad condicional por otro delito previo. Pero detalló que le perdieron el rastro luego de que se quitó el monitor de seguridad que tenía atado en uno de sus tobillos. En lo registros criminales del condado de Harris, consultados por MundoHispánico, Rodríguez tiene un historial como agresor sexual.

Dejar respuesta