Los futuros sobre el petróleo en Estados Unidos y Londres extendieron las ganancias al cierre de operaciones de este miércoles a sus niveles máximos en tres años, después de que Arabia Saudita informara que interceptó misiles sobre Riad y por un aumento de la tensión internacional sobre Siria. Esto por naturaleza causará que el precio de la gasolina que consumimos aquí en Houston se vaya a incrementar. Por lo tanto, no espere que el precio baje, sino prepárese, porque el precio crecerá.

Si bien la producción de petróleo del país del Medio Oriente es limitada, los precios a menudo responden al riesgo de guerra en una región que posee casi la mitad de las reservas mundiales de crudo.

El crudo referencial Brent para entrega en junio ganó 1.44 por ciento, a 72.06 dólares. El contrato tocó en el día los 72.76 dólares, su nivel más sólido desde principios de diciembre de 2014.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el barril del WTI para entrega en mayo cerró en alza de 1.31 por ciento, hasta colocarse en los 66.82 dólares por barril.

Los precios repuntaron después que Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, interceptó un ataque con misiles sobre la capital del reino apenas horas después de que el presidente estadounidense Donald Trump advirtió que los misiles estadounidenses pronto podrían atacar a Siria.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este miércoles un 2% y cerró en 66,82 dólares el barril, en unos niveles que no se veían desde diciembre de 2014, en tanto el barril de petróleo Brent para entrega en junio cerró en el mercado de futuros de Londres en 72,06 dólares, un 1,42 % más que al cierre de la sesión anterior.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en mayo ganaron 1,31 dólares respecto al cierre anterior.

El promedio del costo de la gosling el área urbana de Houston, está en rango de $2.44 por galón, así que a partir de mañana la empezará a ver en el rango de los $2.50.

Dejar respuesta