kelsey-leigh-gutierrez

En el condado de Galveston detuvieron el día de ayer, 28 de noviembre, a la hispana Kelsey Leigh Gutiérrez, de 25 años, por haber tenido relaciones sexuales con supuestamente dos de sus estudiantes mientras era profesora en la Santa Fe High School en el pueblo ganadero, agrícola y vitivinícola de Santa Fe.

La mujer aceptó ante los agentes del condado el haber tenido relaciones sexuales con dos de sus estudiantes. El Distrito Escolar de Santa Fe reveló, por medio de un comunicado, que la maestra ya no trabaja en esa preparatoria desde que comenzó la investigación.
La investigación de los agentes revela que en la noche del domingo, 12 de noviembre, Gutiérrez se encontró con uno de sus alumnos en el estacionamiento afuera de la casa del joven. Los dos comenzaron a besarse en los asientos delanteros del auto de ella hasta que en un momento decidieron brincar al asiento trasero para tener relaciones sexuales.
Cuatro días después, Gutiérrez volvió a la casa del joven quien ya la esperaba en la noche y de manera furtiva entró en el domicilio del chico para tener relaciones sexuales nuevamente en el cuarto del joven sin que se dieran cuenta los padres del adolescente. La maestra admitió a los investigadores que ambos encuentros se realizaron y los agentes le requisaron su teléfono celular en donde encontraron evidencia de los encuentros, detalles, conversaciones y mensajes.

Lee además: Alexandria Vera, la maestra acusada de tener sexo con alumno, asumió culpabilidad
Sin embargo, los encuentros sexuales con ese estudiante no fueron los primeros. Los agentes saben ahora que en mayo de 2015 Gutiérrez recogió a uno de sus estudiantes y lo llevó a un estacionamiento de una gasolinería en Santa Fe y se besaron ahí repetidas veces, dicen los documentos.

Un mes después Gutiérrez volvió a recoger al chico en su carro y lo llevo a un camino rural, se aparcó y se magrearon durante varias horas aunque no tuvieron relaciones sexuales. Después de esos encuentros hubo por lo menos otros cuatro con ese primer alumno. Los dos chicos ya tenían 18 años cuando sucedieron los hechos. Sin embargo, las autoridades del condado de Galveston decidieron mantener el nombre de ambos jóvenes en reserva.

El Santa Fe ISD, por medio de un correo electrónico, explicó que las autoridades escolares decidieron terminar su relación laboral con Gutiérrez desde el momento en que fue detenida.

Dejar respuesta