Un nuevo operativo policial concluyó con la detención de 107 personas, en dos intervenciones diferentes, que estaban escondidas en Texas en el área fronteriza con México, informaron hoy las autoridades migratorias.
Los agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP), junto a la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y la oficina del Sheriff del Condado de Hidalgo irrumpieron en una casa escondite en McAllen, donde encontraron un total de 70 inmigrantes indocumentados.
Los detenidos, de los que no se reveló ni su identidad ni su procedencia, fueron atendidos por las autoridades sanitarias y puestos a disposición judicial para proceder a su deportación.
Además, la CBP comunicó que el pasado 28 de abril recibieron una información sobre otra ubicación en la localidad texana de Peñitas, cerca del área urbana de Reynosa, donde había un grupo de inmigrantes.
En el interior de la residencia hallaron a 37 personas que presuntamente habían entrado de forma ilegal al país.
En esta ocasión, después de comprobar su estado de salud, también fueron entregados a un juez para determinar su estado migratorio y decidir sobre el procedimiento de cada caso concreto.

Dejar respuesta