El régimen de Daniel Ortega en Nicaragua y Nicolás Maduro en Venezuela han evidenciado una excelente relación de “respaldo” entre sí, a tal punto de compartirse entre ellos los métodos más dictatoriales de la región.
Por un lado Ortega exportó a Venezuela sus fraudes electorales para que su homólogo Maduro se perpetúe en el poder. Por otro lado, Maduro en una especie de “agradecimiento” ofreció directrices represivas para acabar a toda costa con las protestas de calle. Además de los métodos populistas que hoy agonizan en ambos países por sus respectivas crisis económicas.
Al final, cada día se hace más evidente que tanto Ortega como Maduro son dos dictadores dispuestos a todo para aferrarse al poder.
En una entrevista para el PanAm Post, Darwin Jirón, secretario de organización del movimiento Unidad de la Gente en Nicaragua expuso las grandes semejanzas y métodos compartidos que hacen de ambos países una sola dictadura.

Colectivos armados y fuerzas de choque
Presos políticos
Economía en picada y populismo a la deriva
Censura
Fraudes electorales compartidos

Dejar respuesta