galaxy-note-7

El día de ayer en Houston a una persona se prendió, y si literalmente, se le quemó su celular, así que por temor en las redes sociales la gente está pidiendo que definitivamente ni siquiera lo prenda, por estos y muchos casos mas, Samsung detuvo definitivamente la producción y las ventas del Galaxy Note 7, después de no poder corregir un problema que causaba que los celulares o semitabletas se incendiaran, según un comunicado dado a conocer por la misma empresa.
De burla para Samsung, que fue obligado a retirar 2.5 millones de estos aparatos poco después de que el teléfono saliera al mercado en agosto. En un inicio la firma surcoreana reemplazó los teléfonos que dieron problemas originalmente, pero varios clientes reportaron que los nuevos dispositivos también se incendiaban.
El lunes, Samsung emitió una alerta el lunes en la que pedía a sus clientes apagar de inmediato los Galaxy Note 7. “Los consumidores que tengan un Galaxy Note 7 original o un Galaxy Note 7 de reemplazo deben apagar el teléfono y dejar de usarlo”.
La compañía explicó que unas baterías de litio defectuosas estaban sobrecalentando el dispositivo y causando que se incendiaran.

Dejar respuesta