Cinco semanas después del fallo emitido por la Corte Suprema, un juez federal de Texas anuló una sentencia del 2021 y le deja la vía libre al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para desmantelar la controvertida política creada durante el gobierno de Trump. El DHS anunció que eliminará el programa gradual y ordenadamente.

Un juez federal de Texas que en 2021 ordenó al gobierno de Joe Biden reinstalar el Programa de Protección del Migrante (MPP), anuló este lunes el dictamen y dio vía libre para que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) proceda a su desmantelamiento.

Poco después, el DHS publicó un comunicado dando la «bienvenida a la decisión de la corte» que permite levantar la orden judicial que requería que el DHS volviera a implementar los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP).

«DHS se compromete a poner fin a la implementación ordenada por la corte de MPP de una manera rápida y ordenada. Las personas ya no se están inscribiendo en MPP, y las personas que actualmente están en MPP en México serán desafiliadas cuando regresen para su próxima cita programada en la corte. Las personas desafiliadas del MPP continuarán con sus procedimientos de deportación en los Estados Unidos», indicó DHS.

El Departamento dijo que dará «información adicional en los próximos días» para que los solicitantes de asilo sepan cómo proceder. El DHS aclaró que «continúa haciendo cumplir las leyes de inmigración y salud pública… incluida la orden de salud pública del Título 42 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, según lo exige la orden judicial». DHS enfatizó en que «las personas encontradas en la frontera suroeste que no puedan establecer una base legal para permanecer en los Estados Unidos serán deportadas o expulsadas».

La decisión de la corte de este lunes ocurre cinco semanas después que la Corte Suprema de Justicia, en una decisión 5-4, le otorgara al gobierno la facultad para proceder al desmantelamiento del programa también conocido como ‘Quédate en México’, una polémica política activada en enero de 2019 durante el gobierno de Donald Trump en el marco de la política migratoria de ‘tolerancia cero’.

El juez del norte de Texas, Matthew Kacsmaryk, en respuesta a una demanda entablada por los estados de Texas y Missouri, ambos gobernados por republicanos, dictaminó que el gobierno debía restituir el MPP porque el programa disuadía a los migrantes que no calificaban para pedir asilo de venir a Estados Unidos.

Kacsmaryk consideró además que se había causado un daño a los estados demandantes porque al liberar a los migrantes se les permitió usar los servicios de salud, aplicar a una licencia para conducir e ir a la escuela, en el caso de los niños.

El MPP permitió al gobierno enviar a México a los migrantes a esperar en ese país la resolución de sus casos de asilo en tribunales de inmigración estadounidenses, una demorada antesala que en algunos casos demoraba más de un año en algunos de los territorios más peligrosos del mundo.

“Información adicional”

En el comunicado de respuesta al dictamen de Kacsmaryk, el DHS dijo que “como ha dicho el Secretario Mayorkas, el MPP tiene fallas endémicas, impone costos humanos injustificables y sustrae recursos y personal de otros esfuerzos prioritarios para asegurar nuestra frontera”.

Indicò además que en los próximos días “proporcionará información adicional” sobre los pasos a seguir con el desmantelamiento de ‘Quédate en México’, y que mientras tanto “las personas inscritas en el programa deben seguir las instrucciones en sus documentos judiciales y hojas sueltas para presentarse a la fecha programada en el tribunal según sea necesario”.

A su vez, el ministerio reiteró que continúa haciendo cumplir las leyes de inmigración y salud pública en la frontera, “incluida la orden de salud pública del Título 42 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), según lo exige la orden judicial”. Esto significa que las personas halladas en la frontera suroeste “que no puedan establecer una base legal para permanecer en Estados Unidos serán deportadas o expulsadas de manera acelerada”.

Batalla judicial

La orden emitida por Kacsmaryk fue respaldada por la Corte de Apelaciones del 5to Circuito, decisión que permitió al gobierno acudir a la Corte Suprema.

El 30 de junio el máximo tribunal de justicia rechazó el pedido hecho por Texas y Missouri, otorgándole al DHS la facultad ejecutiva de poder poner fin al programa, respondiendo así a una de las preguntas que el gobierno había planteado a los magistrados.

‘Quédate en México’ fue restablecido en diciembre tras la orden de Kacsmaryk. El Departamento de Justicia (DOJ) argumentó en el pedido de revisión al tribunal supremo dos interrogantes: (1) Si la Sección 8 del Código de Estados Unidos numeral 1225 requiere que el DHS siga implementando el también conocido plan ‘Quédate en México’; y (2) Si el tribunal de apelaciones se equivocó al concluir que la nueva decisión del secretario de Seguridad Nacional que puso fin al MPP “no tuvo efecto legal”.

En el dictamen, la Corte Suprema sostuvo que la decisión de la Administración Biden de terminar el MPP no violó la ley federal de inmigración y el memorando de octubre emitido por el DHS fue una acción final de la agencia.

Paso previo

Tras el fallo de la Corte Suprema, el Departamento de Justicia había solicitado a la corte de Kacsmaryk que procediera a anular la sentencia del año pasado (agosto) teniendo como base el dictamen del máximo tribunal de justicia.

La sentencia del 30 de junio no se volvió legalmente vinculante hasta el 1 de agosto y el gobierno de Biden debió superar una serie de obstáculos legales antes de pedirle a Kacsmaryk que anulara su orden, incluida una decisión de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, que falló en contra de la administración el año pasado, reportó la cadena CBS.

Entre enero de 2019 y enero de 2021 el MPP devolvió a México unos 70,000 migrantes a esperar la resolución de sus casos de asilo en EEUU. Desde que se restableció en diciembre unos 5,760 extranjeros que llegaron a la frontera en busca de asilo han sido devueltos bajo esta controvertida política, según datos del DHS.

El mismo día que la Corte Suprema falló a favor del gobierno de Biden, Univision Noticias reportó, citando un informe del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, en Nueva York, que en los últimos seis meses solo 27 inmigrantes, de un total de 5,100 casos registrados bajo el MPP habían conseguido asilo en Estados Unidos tras huir de sus países a causa de la violencia, la pobreza y los efectos del cambio climático, entre otras causas.

La cifra representa el 0.53% del total de expedientes abiertos por las autoridades federales de inmigración en la frontera con México, de acuerdo con el reporte.

Sin prisas

Si bien el fallo de Kacsmaryk refuerza la victoria obtenida por el gobierno el 30 de junio, la Casa Blanca de Biden no tiene prisa por desmantelarlo, según reportes de prensa publicados a finales de julio.

Según un reporte del diario The Wall Street Journal reveló las divisiones en el gobierno de Biden respecto a desmantelar o mantener vigente el MPP ante la posibilidad de que se produzca una avalancha de solicitantes de asilo en la frontera con México.

El informe añade que “un mes después y a pesar de que el máximo tribunal de justicia dejó abierta la puerta para que el DHS lo desmantele, el protocolo permanece intacto, pero altos funcionarios del Consejo Nacional de Seguridad (CNS) “expresan preocupación” ante un posible aumento en el número de migrantes si se cancela.

El 12 de julio, dos semanas después del dictamen de la Corte Suprema, Univision Noticias reportó que había varios pasos que dar después del dictamen. Y que el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, había advertido dos semanas antes a la cadena de noticias CBS que, previo a proceder con la eliminación del protocolo, “hay que esperar a que llegue el dictamen al juzgado de distrito que emitió una medida cautelar impidiéndonos terminar ‘Quédate en México’”, es decir, el fallo de este lunes dictado por Kacsmaryk.

«Hay que esperar a que llegue ese fallo al juzgado de distrito que emitió una medida cautelar impidiéndonos terminar ‘Quédate en México’. Por lo tanto, tenemos varias semanas antes de que ese tribunal levante su orden judicial y, hasta entonces, estamos obligados, por el fallo del tribunal de distrito, a continuar implementando el programa y lo haremos de conformidad con la ley», indicó.

Fuente: JORGE CANCINO

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here