Toda persona, incluyendo inmigrantes indocumentados, debe hacer su planilla de impuestos todos los años, al menos que califique para una excepción. Evadir impuestos no solo puede ocasionarle problemas con la ley y el Servicio de Impuestos Internos (IRS, siglas en inglés), puede afectar su situación inmigratoria futura. Muchos indocumentados que viven en Estados Unidos se preguntan si deben declarar impuestos, especialmente en estos días en que se tramitan las declaraciones tributarias anuales ante el IRS.
Una persona carezca de estado migratorio, debe solicitar ante el IRS (el departamento de Recaudación de Rentas de EEUU) un ITIN, un número de identificación que sirve precisamente para la declarción de impuestos.
El mismo se debe solicitar en el formulario IRS-W7. Una vez obtenido el ITIN, el indocumentado está en condiciones de tramitar los impuestos. Si califica para un ITIN, el IRS le enviará una carta con su número de identificación, generalmente dentro de cuatro a seis semanas después de haber presentado la solicitud. Si tras ese plazo no recibe noticias, llame al(305) 223 3288 para averiguar el estado de su solicitud.
Si es residente permanente, la evasión de impuestos también puede afectarlo si quiere convertirse en ciudadano. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) podría negarle la ciudadanía por falta de buena conducta moral. Si al hacer sus impuestos recibe un reembolso del IRS, ahorre lo más que pueda del reembolso para su fondo legal migratorio. Esto le ayudará a costear los gastos de solicitar la ciudadanía o residencia permanente o pagar una defensa legal en la corte de inmigración.

Dejar respuesta