El gobierno de Estados Unidos aplicó este lunes nuevas sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro, prohibiendo la venta de deuda y de activos del estado venezolano, un día después de que el gobernante realizara un proceso de reelección que la comunidad internacional había declarado de antemano que sería fraudulento.

La medida, firmada por el presidente estadounidense Donald Trump, incrementa el cerco económico y financiero que la comunidad internacional ha estado tejiendo alrededor del régimen.

El domingo, Maduro fue declarado ganador de las elecciones, pese a las sostenidas advertencias de la comunidad internacional de que se abstuviera de ejecutar lo que se interpretaba como un fraude de históricas proporciones.

El decreto ejecutivo firmado por Trump prohíbe a ciudadanos estadounidenses comprar cualquier tipo de obligación adeudada al gobierno de Venezuela, incluyendo cuentas a pagar, o cualquier otro instrumento convertido en garantía de préstamo.

Dejar respuesta