El ejército ruso anunció este martes la retirada de algunas de sus tropas que realizaban ejercicios cerca de la frontera con Ucrania.

«Las unidades de los distritos militares del Sur y del Oeste que han completado sus misiones ya comenzaron a abordar el transporte ferroviario y automovilístico y comenzarán a reubicarse en sus guarniciones hoy», aseguró el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov, según citó la agencia de noticias Interfax.

«Unidades separadas marcharán a pie como parte de los convoyes militares», añadió el funcionario.

Konashenkov no dijo cuántos se van y aún no está claro si la decisión ayudará a reducir las tensiones.

Pese a haber concentrado más de 100.000 soldados cerca de la frontera, Moscú ha negado repetidamente cualquier plan para invadir Ucrania.

Konashenkov señaló además que las tropas, «como siempre», regresarán a sus bases «cuando finalicen los ejercicios de entrenamiento de combate» y precisó que algunos ejercicios todavía están en curso.

«Las Fuerzas Armadas rusas continúan con una serie de ejercicios a gran escala para el entrenamiento operativo de las tropas y las fuerzas. Prácticamente todos los distritos militares, las flotas y las Tropas Aerotransportadas están participando», aseguró.

«Moscú debe retirar todas sus tropas»

Aún no se sabe si el anuncio de Rusia será suficiente para calmar los temores en Occidente.

Estados Unidos había advertido que una invasión rusa podría ocurrir en cualquier momento y más de una docena de naciones han instado a sus ciudadanos a abandonar el país.

Reino Unido, Australia, Canadá y Países Bajos se encuentran entre las naciones que instaron a sus ciudadanos a marcharse lo antes posible.

La ministra de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, respondió a la noticia asegurando que para creer que no hay planes para invadir, Moscú debe retirar todas sus tropas acumuladas en su frontera con Ucrania.

«Los rusos han afirmado que no tienen planes para una invasión, pero necesitaremos ver una retirada de tropas a gran escala para demostrar que eso es cierto», precisó en una entrevista a la emisora británica LBC.

Por su parte, el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, alentó a Rusia a retirar todas sus tropas restantes cerca de la frontera.

«Tenemos una regla: no creas lo que escuchas, cree lo que ves», le dijo a un grupo de periodistas reacccionando a la noticia.

«Cuando veamos una retirada, creeremos en una desescalada», añadió.

Tras el anuncio, el Ministerio de Defensa de Rusia publicó imágenes oficiales que, según informó, muestran varios de sus tanques y vehículos blindados saliendo del área cerca de la frontera con Ucrania.

La reacción de los mercados

Los mercados también reaccionaron a las palabras del portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia.

El índice FTSE 100 de la Bolsa de Valores de Londres subió un 0,7% a 7.584, mientras que el FTSE 250 incrementó un 0,8% a 21.790.

Asimismo los precios del petróleo bajaron de máximos de siete años a US$94,10 el barril. El índice de referencia estadounidense para el petróleo crudo, el WTI, se derrumbó un 2,7%, pasando a una cotización de US$92,88 por barril.

Mientras tanto, en Bruselas, los funcionarios y diplomáticos de la Unión Europea (UE) esperan comprobar si este es el comienzo de una desescalada significativa o simplemente se trata de otra «maniobra» del Kremlin y estarán observando de cerca la cantidad de tropas que se retiran y si se llevan equipo militar con ellas.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here