No se espera que el presidente saliente asista a la toma de posesión de su sucesor, ni siquiera que lo llame, pero podría realizar un acto de campaña el 20 de enero.

El presidente saliente, Donald Trump, está considerando la posibilidad de anunciar su campaña para tratar de regresar a la Casa Blanca en 2024 el día de la toma de poder de su sucesor, Joe Biden, según dijeron tres fuentes familiarizadas con las discusiones a NBC News, cadena hermana de Telemundo.

Estas mismas fuentes precisaron que existe una «planificación preliminar» en marcha para que el 20 de enero arranque la nueva campaña de Trump, aunque añadieron que es posible que el mandatario republicano pueda hacer el anuncio antes.

Independientemente del momento en que se anuncie la campaña, no se espera que Trump asista a la toma de posesión de Biden, según estas fuentes. Tampoco planea invitarlo a la Casa Blanca o siquiera llamarlo, añadieron.

Funcionarios del equipo de transición de Biden aseguraron que la asistencia de Trump a la toma de posesión, o su ausencia, no afectará sus planes.

Pero a Trump le gusta la idea de lanzar formalmente su campaña para 2024 el día de la toma de posesión porque es cuando se presentó a la reelección en el 2017, según estas fuentes.

Trump ha dicho recientemente a algunos de sus asesores que quiere anunciar su próxima campaña poco después de que el Colegio Electoral se reúna el 14 de diciembre.

Si lo anunciara antes, aún podría llevar a cabo un evento de campaña o un mitin el 20 de enero. El periódico The Daily Beast fue el primero en informar sobre este posible acontecimiento.

El equipo de Trump ha estado sopesando si extender el alquiler de su sede de la campaña de 2020 en Virginia o trasladar el pequeño equipo que queda a otro lugar, aseguró una persona familiarizada con las discusiones.

Trump ya ha recaudado millones de dólares para su comité de acción política, Save America (Salvar a Estados Unidos), que fue lanzado el pasado mes para financiar sus planes posteriores. Aunque se han enviado casi 500 correos electrónicos buscando donaciones para un «fondo de defensa de las elecciones», la letra pequeña estipula que hasta el 75% puede ir para el nuevo grupo.

El presidente saliente ha dicho a sus ayudantes y aliados que está encantado con la recaudación de fondos desde el día de las elecciones y ha animado a la campaña a seguir lanzando llamados en las próximas semanas, según una persona familiarizada con las discusiones.

Los asesores de Biden no esperaban una transición tradicional si este ganaba las elecciones. No esperaban que Trump lo invitara a la Casa Blanca y tenían preocupaciones sobre una posible reunión dada la falta de protocolos de seguridad contra la pandemia en el Ala Oeste. NBC News ha reportado que el equipo de Biden determinó que cualquier reunión de este tipo probablemente se llevaría a cabo en el exterior.

No asistir a la juramentación de su sucesor sería una rara, aunque no sin precedentes, violación a las normas para un presidente aún en el cargo. John Adams, John Quincy Adams y Andrew Johnson se saltaron el evento mientras Richard Nixon dejó la Casa Blanca tras su dimisión y no asistió a la toma de posesión de Gerald Ford.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here