El presidente, Donald Trump, subió el tono de sus ataques este miércoles contra la oposición demócrata en el Congreso que investiga su presunto abuso de poder, y acusó a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de repartir citaciones judiciales “como si fueran galletas”.

Durante una rueda de prensa conjunta con el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, Trump redobló sus ataques contra Pelosi y contra el legislador demócrata, Adam Schiff, quien preside uno de los comités que investiga a su Administración.

Los demócratas investigan una llamada del pasado 25 de julio en la que Trump presuntamente presionó al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, a que investigase al ex vicepresidente, Joe Biden, su principal rival político en la contienda presidencial de 2020.

Pese a que Pelosi aseguró un proceso “justo” en su propia rueda de prensa, Trump mostró hoy la más furibunda de sus reacciones, recurriendo incluso a lenguaje vulgar en Twitter contra Pelosi y Schiff.

Trump calificó a Schiff como una “escoria” y a Pelosi como una persona “incapaz” de trabajar en asuntos más apremiantes para los votantes, mientras el drama político en Washington ha paralizado su agenda legislativa y ha desatado un mayor apoyo popular a las investigaciones preliminares de los demócratas.

«Los demócratas que no hacen nada deben centrarse en apuntalar a nuestro país, no perder el tiempo y la energía de todos en mierda (Bullshit)…», tuiteó el mandatario.

Trump continuó sus ataques contra ambos en el Despacho Oval de la Casa Blanca, y después durante la rueda de prensa, en la que acusó a Pelosi de emitir citaciones judiciales contra miembros de su Administración “como si fueran galletas”.

Los demócratas han destruido a mucha gente que llegó a Washington para prestar servicio público y “reciben estas citaciones”, argumentó Trump, quien también atacó la prensa «corrupta».

“Nancy Pelosi reparte citaciones -porque las tiene que aprobar-, reparte citaciones como si fueran galletas… ¿Quieres una citación? Toma, aquí tienes, todos los días recibimos citaciones”, se quejó Trump, al referirse a funcionarios que han recibido órdenes de preservar documentos relacionados con la investigación.

Sólo que, según el proceso legislativo en la Cámara Baja, los presidentes de los comités con jurisdicción en las investigaciones, como Schiff, que preside el Comité de Inteligencia, son los que autorizan la emisión de citaciones.

Sin presentar pruebas, Trump acusó a Schiff de «ayudar a escribir» la queja del denunciante anónimo que en agosto pasado alertó sobre las presiones del mandatario al gobierno de Ucrania. Una semana antes de la llamada, Trump ordenó suspender los $400 millones en ayuda militar para Ucrania.

Pero Trump repitió hoy que lo hizo porque no quiere que EEUU esté desembolsando dinero a gobiernos corruptos.

Mientras tanto, el Inspector General del Departamento de Estado, Steve Linick, acudió en la tarde al Capitolio para una sesión a puerta cerrada con asesores de alto nivel de ambos partidos en la Cámara Baja.

Aunque el secretario de Estado, Mike Pompeo, acusó a los demócratas de acosar a miembros de su personal en busca de documentos relacionados con Ucrania, Linick tenía previsto entregar esos documentos en la reunión.

Asimismo, Trump repitió su amenaza de presentar “una gran demanda” por la presunta “corrupción” de los demócratas que, a su juicio, actúan por venganza política porque jamás aceptaron su victoria electoral en 2016, ni toleran sus logros políticos.

“He vivido con este nubarrón por casi tres años”, dijo el mandatario.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here