El nuevo Formulario I-589 junto al Formulario I-765 (Solicitud de permiso de trabajo para asilados) eliminan una serie de preguntas y requisitos que quedaron sin efecto tras el fallo de una corte federal en febrero en respuesta a una demanda contra dos normas de la era Trump.

A partir del 7 de noviembre habrá un nuevo formulario para padir asilo, el I-589. Y también uno nuevo si califica para pedir una Autorización de Empleo, el I-765.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo además que después de la fecha señalada no aceptará los viejos formularios, que se reconocen “por la fecha de edición anotada en la parte interior de las páginas de ambas solicitudes.

La agencia federal dijo además que “hasta entonces (el 7 de noviembre), “usted puede presentar las ediciones anteriores del Formulario I-589 (con fecha 08/25/20) y del Formulario I-765 (con fechas 05/31/22 y 08/25/20)”.

Por qué el cambio

A principios de febrero una corte de distrito del Distrito de Columbia (DC) anuló dos reglas aprobadas durante el gobierno de Donald Trump que afectaban los permisos de trabajo a inmigrantes que solicitan asilo.

Las normas, una que limitaba el valioso beneficio migratorio y otra que lo eliminaba en ciertos casos, fueron anunciadas en 2019 y activadas un año después.

Aprobadas por el entonces secretario de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf, una de las normas eliminaba el plazo de 30 días para gestionar la entrega de una Autorización de Empleo (EAD) a asilados.

La otra canceló el plazo de 150 días después de pedido el asilo para presentar una solicitud de permiso de trabajo.

Ambas reglas sumieron en la incertidumbre a miles de solicitantes de asilo quienes, a partir de ese momento, comenzaron a esperar meses para solicitar y que USCIS les aprobara un permiso de trabajo.

Si bien las reglas del gobierno anterior fueron eliminadas y los plazos restituidos, USCIS recomienda tener en cuenta que las ediciones anteriores, es decir los formularios vigentes hasta el 7 de noviembre, “contienen varias instrucciones que se han vuelto obsoletas debido a la anulación en el caso Asylumworks, demanda que dejó sin efecto las mencionadas reglas.

Tras el dictamen judicial de febrero, USCIS dejó de aplicar la regla final del 22 de junio de 2022 (Eliminación de la Disposición de 30 Días para Procesamiento del Formulario I-765, Solicitud de Autorización de Empleo Relacionado con Solicitantes de Asilo) y la regla final del 26 de julio de 2022 (Solicitud, Entrevista y Autorización de Empleo para Solicitantes de Asilo) a los solicitantes de asilo.

En ese fallo, la jueza Beryl A. Howell escribió que la Administración Trump no había respetado la línea de sucesión del secretario del DHS tras la renuncia en 2019 de Kirstjen Nielsen, nombrando en su lugar a Kevin McAleenan.

McAleenan luego alteró el orden de sucesión para que otros funcionarios lo sucedieran después de su renuncia al cargo.

En agosto de 2020 un reporte de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO) determinó que los nombramientos posteriores del secretario y subsecretario del DHS, Chad Wolf y Kenneth Cuccinelli, respectivamente, fueron inválidos porque fueron hechos de manera indebida.

La corte dijo Wolf no tenía autoridad para emitir o modificar regulaciones, como el caso de las políticas que eliminaron los plazos para otorgar permisos de trabajo a inmigrantes que piden asilo.

La jueza Howell rechazó además el argumento del gobierno de Joe Biden de que un secretario anterior del DHS había delegado la autoridad normativa a otros funcionarios.

La demanda

La demanda en contra de las reglas aprobadas por Wolf fue entablada en 2020 por una veintena de solicitantes de asilo junto con tres organizaciones, quienes desafiaron las normas del gobierno anterior y que formaron parte de la política migratoria de ‘tolerancia cero’.

El grupo de demandantes estuvo integrado por peticionarios de asilo individuales, entre ellos mujeres transgénero, padres con niños pequeños y niños y adultos que huyeron de la persecución política, la violencia de género o la violencia de pandillas y los cárteles de drogas, dijo el National Immigrant Justice Center (NIJC).

Las organizaciones que respaldaron la demanda son AsylumWorks, el Centro de Justicia Tahirih y los Servicios Legales Comunitarios en East Palo Alto.

En los alegatos inmigrantes y organizaciones argumentaron que las reglas “descarrilaron sus misiones de brindar asistencia laboral y servicios legales y sociales a los solicitantes de asilo”.

Los demandantes, además, impugnaron las disposiciones sustantivas que restringieron drásticamente el acceso a los permisos de trabajo para asilados, e indicaron que las reglas “no eran válidas porque el supuesto secretario interino del DHS, Wolf, las emitió a pesar de que no estaba legalmente instalado como secretario del DHS”.

Fuente: JORGE CANCINO

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here