Los exámenes preventivos y los tratamientos para curar el covid-19 no serán considerados en la determinación de carga pública de los extranjeros que en el futuro soliciten beneficios migratorios, entre ellos la residencia legal permanente (green card).

El servicio de inmigración anunció que el tratamiento o los servicios preventivos que requieran las personas infectadas o expuestas al coronavirus, “no afectarán negativamente a ningún extranjero como parte de un análisis futuro de carga pública”.

A su vez, dijo que “alienta a todos, incluidos los extranjeros con síntomas que se asemejan a la enfermedad de Coronavirus 2019 (covid-19, como fiebre, tos y dificultad para respirar), a buscar el tratamiento médico o los servicios preventivos necesarios”.

“Tal tratamiento o servicios preventivos no afectarán negativamente a ningún extranjero como parte de un análisis futuro de determinación de carga pública”, reiteró.

Estado de emergencia

El viernes el presidente Donald Trump decretó un estado de emergencia nacional para enfrentar la pandemia, y con ello liberar recursos para brindar ayuda directas a los estadounidenses que sufren el impacto del virus.

“Estoy declarando oficialmente una emergencia nacional”, dijo el mandatario desde la Casa Blanca. Tras el anuncio liberó hasta 50,000 millones de dólares para que los gobiernos locales (estatal y municipal) respondan a la crisis.

Desde antes del anuncio, organizaciones, abogados y legisladores habían solicitado al gobierno que dejara son efecto la nueva carga pública que entró en vigor el pasado 24 de febrero, y con ello permitir que extranjeros que puedan solicitar fondos para tratamiento o servicios preventivos no sean sancionados en el futuro cuando pidan un beneficio migratorio, entre ellos la residencia legal permanente.

La regla sigue

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) no anuló la nueva regla, pero aclaró que debido a la emergencia del coronavirus quienes usen recursos públicos para tratarse o se hagan pruebas, no se verán castigados.

“La regla final de inadmisibilidad sobre motivos de carga pública es fundamental para defender y proteger la salud de los estadounidenses y sus recursos de atención médica”, indicó. “La regla de la carga pública no restringe el acceso a las pruebas, la detección o el tratamiento de enfermedades transmisibles, incluido covid-19”, agregó.

La agencia federal dijo además que “la regla no restringe el acceso a las vacunas para niños o adultos para prevenir enfermedades prevenibles”, y que es importante destacar que “a fin de determinar la inadmisibilidad por Carga Pública, considera que la recepción de beneficios públicos es solo una consideración entre una serie de factores y consideraciones en la totalidad de las circunstancias del extranjero durante un período de tiempo, sin que ningún factor sea determinante del resultado”.

Una de las fórmulas contenidas en la nueva regla que afecta el resultado de un proceso, es si la persona utilizó fondos públicos durante un período de 12 meses en los últimos 36 meses.

Más instrucciones

La USCIS además, indicó que “para abordar la posibilidad de que algunos extranjeros afectados por covid-19 puedan dudar en buscar el tratamiento médico o los servicios preventivos necesarios, tampoco considerará las pruebas, el tratamiento ni la atención preventiva (incluidas las vacunas, si hay una vacuna disponible) relacionada con el coronavirus como parte de una determinación de inadmisibilidad de carga pública.

Añadió que tampoco afectará la condición de beneficio público aplicable a ciertos no inmigrantes que buscan una extensión de estadía o cambio de estatus, “incluso si dicho tratamiento es proporcionado o pagado por uno o más beneficios públicos, como se define en la regla (por ejemplo Medicaid con fondos federales).

La agencia explico además que “la lista de beneficios públicos considerados para este propósito incluye la mayoría de las formas de Medicaid financiadas por el gobierno federal (para mayores de 21 años), pero no incluye CHIP o servicios/asistencia de salud pública estatales, locales o tribales que no están financiados por Medicaid federal”.

“Además, si un extranjero sujeto a la carga pública de inadmisibilidad vive y trabaja en una jurisdicción donde existen métodos de prevención de enfermedades como distanciamiento social o cuarentena, o donde el empleador, la escuela o la universidad del extranjero cierra voluntariamente las operaciones para evitar La propagación de covid-19, el extranjero puede presentar una declaración con su solicitud de ajuste de estado para explicar cómo tales métodos o políticas han afectado al extranjero como relevante a los factores que USCIS debe considerar en una determinación de inadmisibilidad de carga pública”.

Por ejemplo, añadió, “si se impide que el extranjero trabaje o asista a la escuela, y debe confiar en los beneficios públicos durante la fase de recuperación y brote de civid-19, el extranjero puede proporcionar una explicación y documentación de respaldo relevante”. Y que en la medida en que sea relevante y creíble, “USCIS tendrá en cuenta todas esas pruebas en la totalidad de las circunstancias del extranjero” para otorgar un beneficio.

Buena decisión, pero…

“Es bueno, eso quiere decir que están pensando con la cabeza y no utilizando la política de tolerancia cero para seguir castigando a la comunidad inmigrante”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“Pero no me gusta que el presidente (Trump) en el anuncio de la emergencia nacional no haya decretado una moratoria de redadas ante esta crisis”, agregó.

Gálvez dijo que el mandatario debió haber mencionado a los más vulnerables, los miles de indocumentados en centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y de la Patrulla Fronteriza (CBP). Están hacinados, hay muchos viejitos y personas enfermas. Si el coronavirus entra en esas cárceles los resultados serán terribles. Deben liberarlos mientras dura esta emergencia”.

En Phoenix, Arizona, el abogado de inmigración Ezequiel Hernández, quien colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias, dijo que el anuncio demuestra “que estamos cuidando a los futuros residentes permanentes. Y que el gobierno está consciente de que resultará más caro si no se les otorga cuidados y atenciones tempranas a la comunidad, y de esa manera controlar la propagación del coronavirus”.

Fuente: Jorge Cancino

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here