El ciclón se fortalece rápidamente en su avance hacia el sureste de Estados Unidos, donde puede llegar con fuerza devastadora entre el miércoles y el jueves. Marco se debilitó tras tocar tierra este lunes en Louisiana, aunque sus remanentes todavía pueden provocar intensas lluvias en la zona.

La tormenta tropical Laura se convirtió este martes en el cuarto huracán de la temporada en el océano Atlántico y continuará fortaleciéndose rápidamente en las próximas horas en el Golfo de México en su avance hacia las costas del sureste de Estados Unidos, donde puede tocar tierra entre el miércoles y el jueves como un potente ciclón de fuerza mayor con vientos de hasta 110 millas por hora.

La tormenta Marco se debilitó tras impactar este lunes Lousiana, aunque sus remanentes tienen potencialidad de descargar intensas lluvias en esa región.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) ha emitido una alerta de huracán desde San Luis Pass, Texas, hasta el oeste de Morgan City, Louisiana, que también se extiende hasta parte del este de Houston, Beaumont y Port Arthur, en Texas, así como Lake Charles y Lafayette en Louisiana.

La alerta significa que las condiciones de tormenta tropical (vientos de 40 mph o más) son posibles en estas áreas para el miércoles por la tarde y condiciones de huracán (vientos de más de 74 millas por hora) son posibles para el miércoles por la noche, de acuerdo con el NHC.

Laura ha ocasionado al menos 13 muertes a su paso por Haití, República Dominicana y Cuba, según la agencia de noticias The Associated Press. Ahora se prevé que se intensifique rápidamente en las aguas cálidas del Golfo de México.

“No vamos a poder esquivar la bala tantas veces. Y el pronostico actual es que Laura está dirigida hacia Louisiana”, dijo durante una conferencia de prensa este lunes el gobernador de ese estado, John Bel Edwards, después de que la tormenta Marco azotara ese estado.

En los puertos de Louisiana los botes camaroneros permanecían anclados en espera de la tormenta. Y banderas rojas ondeaban en las playas para advertir a los bañistas que se alejaran del batir de las olas. Las clases tanto presenciales como en línea fueron canceladas en varios distritos, reportó la agencia citada.

En Port Arthur, Texas, el alcalde Thurman Bartie advirtió a los más de 50,000 residentes que tendrían que ser evacuados a las 6:00 am, hora del este, a no ser que Laura cambiara de ruta y tocara tierra en algún punto más hacia el este.

“Si deciden quedarse, es bajo su propio riesgo”, dijo Bartie.

Las autoridades en Hosuton pidieron a los residentes que consiguieran suficientes suministros en caso de que se quedaran sin energía eléctrica por algunos días o tuvieran que ser evacuados de sus hogares.

“Hemos sido probados en batalla. Estamos preparados para lidiar con esta situación”, dijo el alcalde de Houston este lunes, Sylvester Turner.

Louisiana y Mississippi declararon el estado de emergencia y abrieron refugios especialmente acondicionados para acoger refugiados y mantener la distancia social por la pandemia de coronavirus.

Los meteorólogos emitieron una alerta de huracán desde Port Bolivar, Texas, hasta Morgan City, Louisiana; una alerta de tormenta tropical desde Port Bolivar hasta San Luis Pass, Texas, y desde Morgan City hasta la desembocadura del Mississippi, donde la debilitada tormenta Marco ha comenzado a disiparse.

Gran parte de la región también fue puesta bajo vigilancia de marejadas ciclónicas. Los meteorólogos advirtieron que el nivel del mar podría subir hasta 11 pies en el oeste de Louisiana. Además, se espera que Laura lleve de 4 a 10 pulgadas de lluvia para cuando toque tierra el miércoles por la noche.

El impacto de las tormentas consecutivas se produce pocos días antes del aniversario del huracán Katrina, el 29 de agosto, que rompió los diques en Nueva Orleans, arrasó gran parte de la costa de Mississippi y mató a 1,800 personas en 2005.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here