En Texas se han aplicado alrededor de 500,000 vacunas de esta farmacéutica cuyo uso fue suspendido este martes

Las personas que han recibido la vacuna contra covid-19 de Johnson & Johnson se encuentran entre preocupadas por los posibles efectos secundarios, pero aliviadas porque están protegidas contra el coronavirus.

¿Qué me va a pasar? ¿Debo ir al doctor? ¿Me tienen que hacer un análisis? Estas y otras muchas preguntas se hacen quienes han recibido la vacuna de Johnson & Johnson contra covid-19, a raíz de la suspensión de esta inmunización.

Si usted recibió la vacuna contra covid-19 de Johnson & Johnson, deberá estar pendiente durante las tres semanas siguientes de algunos síntomas que pueden indicar que haya una reacción adversa.

Las autoridades de salud han dicho que si han pasado tres semanas en que una persona recibió la vacuna de Johnson & Johnson y no ha tenido síntomas adversos, es poco probable que se presente ya una reacción negativa a la vacuna.

Médicos afirman que los casos de coágulos sanguíneos luego de recibir la vacuna de Johnson & Johnson son muy raros, pero hay que vigilar ciertos síntomas.

En Texas se han administrado alrededor de 500,000 vacunas de Johnson & Johnson. Las autoridades estatales han dicho que ninguno de los casos de reacciones adversas se han presentado en Texas.

Aurora Rangel, de 39 años, se puso la vacuna de Johnson & Johnson el sábado 27 de marzo en Fair Park.

Rangel, quien vive en el Norte de Texas, se enteró por la mañana del martes de la suspensión de la vacuna Johnson & Johnson debido a problemas aislados de coágulos sanguíneos en seis personas, en Estados Unidos.

“Qué cree, sí me espanté”, dijo Rangel. “Pero aquí sigo trabajando normal, yo creo que es cuestión de la mente”.

En entrevista, confesó que el día de la aplicación se le durmió el brazo, pero su hermana la tranquilizó diciéndole que eran puros nervios.

“Ella me decía que era puro problema mío en la cabeza”, dijo. “Saliendo me fui a comer y me empezó a doler la cabeza, pero nada más”.

Caso contrario fue el de Alma Luna, de 50 años, quien dijo estar tranquila después de haber recibido esa vacuna hace una semana, el 6 de abril, en Fair Park.

“Yo no tuve ninguna reacción, solo dolor del brazo”, dijo Luna. “La verdad no tengo miedo porque apenas están investigando (lo de los coágulos)”.

Luna se vacunó porque quería sentirse más protegida al asistir a un concierto el fin de semana pasado, aunque siempre supo que se iría a vacunar en cuanto hubiera una protección contra covid-19.

“Yo soy de Chihuahua (México) y allá sí se han muerto muchas personas conocidas, así que yo sí me quería vacunar desde el principio”, dijo.

Luna no ha tenido ninguna reacción adversa y confía en que así continuará durante las próximas semanas.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here