El vicepresidente Mike Pence confirmó en conferencia de prensa la sexta muerte que se registra en Estados Unidos como consecuencia del coronavirus: todas se han registrado en el estado de Washington. Hasta el momento se contabilizan 91 casos en Estados Unidos.

También informó que ya se contabilizan 43 contagios en el país, sin contar a los 48 estadounidenses que se infectaron en otros lugares y volvieron. En total se cuentan 91 infecciones en el país.

De las 43 personas que se han contagiado con el virus en territorio estadounidense, 29 están en California o Washington.

Más temprano, la Bolsa de Nueva York recuperó este lunes parte del terreno perdido la semana pasada: el Dow Jones ganó más de 1,200 puntos, o 5%, con la esperanza de que los bancos centrales tomen medidas para proteger la economía mundial ante los efectos del coronavirus.

Este lunes, la epidemia ya ha dejado cerca de 90,000 casos de contagio en 66 países, la inmensa mayoría (más de 80,000) en China, donde se han registrado más de 2,900 muertes, de las casi 3,000 a nivel global.

Aumenta el número de muertos en Estados Unidos

Tres nuevos fallecidos ha generado el coronavirus en Estados Unidos, elevando a seis la cantidad de personas muertas por la enfermedad, todas en el estado de Washington.

La información fue confirmada por el doctor Jeff Duchin, del Servicio de Salud Pública de Seattle. Las autoridades informaron además que han registrado otros 14 casos de personas contagiadas.

Varias escuelas fueron cerradas en Washington para evitar la propagación de la enfermedad.

Investigadores creen que el virus ha circulado por el estado de Washington sin ser detectado por varias semanas.

El gobierno se prepara para posible declaración de emergencia

El gobierno de Donald Trump se está preparando ante la posibilidad de que el presidente declare el estado emergencia que permita enfrentar el brote de coronavirus con recursos y personal administrativo adicionales, de acuerdo a documentos a los que accedió NBC News.

Oficiales de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) se están preparando para “una declaración de emergencia por enfermedad infecciosa”, lo que permitiría a la agencia proporcionar fondos de ayuda por desastre a gobiernos estatales y locales, así como asistencia federal para apoyar la respuesta al coronavirus.

Para esto, Trump debería declarar el acta Robert T. Stafford, firmada en 1988, y que permite la entrega de ayuda económica en casos de emergencia, los cuales usualmente hacen referencia a desastres naturales como huracanes o terremotos, pero que también puede ser usada para enfrentar brotes de enfermedades.

Los documentos “son una señal de que el presidente y la Casa Blanca finalmente están conscientes de la gravedad de la situación”, dijo Michael Coen, jefe de personal de FEMA durante el gobierno de Barack Obama.

Una declaración de este tipo le permitiría a FEMA proporcionar equipos de asistencia médica para desastres, hospitales móviles y transporte militar, entre otros tipos de ayuda federal, explicó Tim Manning, administrador adjunto de la agencia bajo el gobierno de Obama.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este lunes que el número de nuevos casos de coronavirus registrados en el mundo en las últimas 24 horas es ampliamente superior a los detectados en China, donde los nuevos casos están disminuyendo.

«En las últimas 24 horas, hubo cerca de nueve veces más nuevos casos de COVID-19 registrados fuera de China que en China», declaró el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Si esta COVID-19 fuera una epidemia de gripe, actualmente asistiríamos a una transmisión generalizada en todo el mundo, y los esfuerzos para contenerla o enlentecerla serían infructuosos», afirmó.

Asegurando que «gracias a medidas precoces y fuertes, los países pueden detener la transmisión» del coronavirus.

Trump pide a farmacéuticas acelerar una vacuna

El presidente, Donald Trump, afirmó este lunes que recibirá en la Casa Blanca a los representantes de las compañías farmacéuticas a quienes les pedirá acelerar una vacuna parar frenar el coronavirus.

«Estamos progresando», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter, además de compartir una publicación de la Organización Mundial de la Salud sobre cómo se puede reducir el riesgo de contagio, con acciones como lavarse las manos, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo o con la parte interior del codo, entre otras.

Trump también se reunirá esta semana con los máximos ejecutivos de aerolíneas y cruceros del país, ambos parte de una de las industrias más afectadas por esta crisis sanitaria.

Aunque este lunes los mercados están mostrando un repunte luego de una de las peores semanas desde 2008, el presidente, Donald Trump, se mostró molesto con la Reserva Federal por lo que considera una reacción «lenta» para responder a los efectos negativos del coronavirus en la economía mundial.

«Como de costumbre, Jay Powell y la Reserva Federal son lentos para actuar. Alemania y otros están inyectando dinero en sus economías. Otros bancos centrales son mucho más agresivos», tuiteó el presidente.

«Deberíamos estar liderando, no siguiendo», agregó Trump.

La semana pasada la Bolsa de Nueva York cerró una de sus peores semanas desde 2008, con caídas cercanas al 4%.

La contaminación en China disminuye en medio del brote de coronavirus

La NASA ha informado que detectó una disminución en los niveles de contaminación en China, en medio del brote de coronavirus y que ha derivado en prolongadas cuarentenas y a una disminución de la producción de ese país.

Los satélites de monitoreo de la contaminación en el mundo de NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) observaron una caída en los niveles de dióxido de nitrógeno, que usualmente emiten vehículos motorizados, plantas de energía y fabricas industriales.

Una imagen elaborada por ambas agencias espaciales compara los niveles de contaminación antes de la cuarentena determinada en Wuhan, en enero de 2020, y durante la cuarentena, a mediados de febrero.

La situación en Estados Unidos es de seis víctimas fatales y 91 contagiados, según la información oficial que entregan los CDC. Más de la mitad de los casos (48) son personas que fueron repatriadas desde China y del crucero Diamond Princess en Japón. Los 43 restantes son de personas que se contagiaron en Estados Unidos ya sea porque tuvieron contacto con alguien que viajó a otro país o por transmisión persona a persona.

El estado de Florida declaró emergencia sanitaria y se evalúa a dos pacientes que podrían tener la enfermedad, ambos con registro de viajes a países donde el brote ya se ha manifestado, como China e Italia.

Sin embargo, las nuevas infecciones en Nueva York, Rhode Island, el estado de Washington y entre personal médico en California aumentaron la preocupación en ambas costas del país.

El segundo fallecido en Estados Unidos era un septuagenario que vivía en una residencia cerca de Seattle, donde se hicieron pruebas a docenas de personas enfermas para determinar si sufrían el virus, según autoridades sanitarias del estado. El virus podría llevar semanas circulando por el estado de Washington sin ser detectado, según dijeron los investigadores.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, encargado por el presidente Donald Trump para encabezar la respuesta de su Gobierno al coronavirus, ya anticipó este domingo que era posible que se registrasen más muertes en el país.

China cierra uno de sus hospitales de emergencia

Aunque el virus sigue propagándose por todo el mundo, en China los casos de contagiados han disminuido por lo que las autoridades ordenaron el cierre de uno de los 16 hospitales de emergencia que el país había construido para enfrentar esta crisis, según informó Fox News.

Desde este domingo, se registraron 202 nuevos casos del COVID-19, la cifra más baja de nuevos contagiados desde el pasado 22 de enero.

China construyó estos hospitales en tiempo récord, que permitieron al país tratar a unas 12,000 personas. El mayor de estos recintos, localizado en Wuhan y que permitió tratar a 2,000 pacientes también será cerrado a fines de este mes.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) bajó en medio punto porcentual las perspectivas de crecimiento económico mundial para 2020, dejándola en 2.4%, pero advirtió que podría caer incluso a un 1.5% si el virus continúa propagándose.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here