La cantante tiró la casa por la ventana y festejó por todo lo alto en la ciudad de los casinos. En la parranda no faltó de nada, ni siquiera su parece que ya no ex Offset.

Si hubo alguien que se lo pasó bien la pasada noche del sábado, esa fue Cardi B. Con motivo de su 28 cumpleaños la cantante arrasó con su fiesta más loca en la que no faltaron los diamantes, la diversión y mucho twerking.

Al festejo no faltó su parece que de nuevo pareja Offset quien estuvo pendiente de su mujer que no dejó de bailar para él sensuales bailes. Una actitud que demuestra que lo suyo está más que arreglado.

Desde Las Vegas, amigos y allegados a la pareja disfrutaron de un manjar de comidas, bebidas y buena música que se encargaron de compartir a través de las redes sociales.

Los regalos no faltaron y entre las muchas cosas que recibió, la que más cabe destacar fue el Rolls Royce que le hizo entrega el padre de su hija Kulture. El momento fue inmortalizado por los allí presentes y la reacción de Cardi B fue la de llevarse las manos a la cara sin poder creer lo que estaba viendo. Una situación que hizo llorar al rapero.

La fiesta arrancó durante el día en el lugar donde se hospedaban para proseguir con una velada interminable. Offset presumió orgulloso los bailes y momentos cómplices con su chica, lo que hace pensar que ha habido una reconciliación a pesar de que la intérprete le pidiera el divorcio hace menos de un mes.

De hecho, y tal y como se ve en otras imágenes captadas por los invitados, los tortolitos se dejaron llevar por la pasión en pleno suelo dejando bien clarito que la llama está más viva que nunca.

Un 28 cumpleaños que a juzgar por las imágenes será difícil de superar. ¡Muchísimas felicidades Cardi B!

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here