Las autoridades de la capital de México declararon este martes una emergencia ambiental debido a la contaminación por el humo de incendios forestales que ha envuelto a la ciudad de nueve millones de habitantes.

Originalmente, las autoridades explicaron que las medidas de emergencia no incluirían limitaciones a la circulación vehicular, porque la causa de la contaminación en esta ocasión no eran los autos. Sin embargo, en un reporte posterior, decretaron la Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria, que limita el tránsito de vehículos de acuerdo con su número de matrículas y prohíbe la actividad física al aire libre, informó AP.

Ante la densa capa de humo, también las ligas deportivas del país debieron intervenir. Por la tarde, se anunció la posposición de un partido de las semifinales del torneo de fútbol, previsto para el miércoles, y de un juego de la temporada regular de la Liga Mexicana de Béisbol.

La Liga MX, como se denomina a la primera división del fútbol mexicano, informó durante la mañana en un comunicado que esperaría unas horas antes de tomar una determinación junto con las autoridades de la capital, sobre el posible aplazamiento del partido entre América y León, previsto originalmente para este miércoles por la noche en el Estadio Azteca, ubicado en el sur de la ciudad.

Por la tarde, la Liga MX anunció la decisión de posponer el encuentro para el jueves, ante una eventualidad que contempla el reglamento de competencia.

“Está bien, porque esto es un riesgo para la salud de los deportistas y es para toda la ciudad”, dijo en una rueda de prensa el delantero del América, Oribe Peralta, en referencia a la suspensión, antes de que esta se oficializara.

El fútbol no fue el único deporte afectado en la capital por la contaminación ambiental. La Liga Mexicana de Béisbol anunció que suspendería el encuentro programado para el martes por la noche entre los Algodoneros de Unión Laguna y los locales Diablos Rojos del México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here