El fondo creado por la ciudad de Houston y el Condado Harris es administrado por Caridades Cat{olicas y BakerRipley.

Los arrendadores deberán llegar a un acuerdo con el arrendatario.

Las organizaciones encargadas de administrar el Fondo de Ayuda de Renta del Condado Harris y la ciudad de Houston anunciaron este miércoles que aún quedan más de $100 millones disponibles para ayudar a las personas afectadas por la pandemia del COVID-19.

En febrero se dispusieron $159 millones, de los cuales ya se han desembolsado $50 millones.

En total se ha logrado beneficiar con esta ayuda a más de 15,000 familias.

El programa contempla que los arrendadores deberán llegar a un acuerdo previo con los arrendatarios para recibir esta ayuda.

El Programa de Emergencia de Asistencia para el Pago de Renta en Houston y el Condado Harris ayudará no solo a pagar la renta sino, también, los servicios públicos.

Si eres arrendador y estas interesado en participar en este programa podrás solicitar la ayuda haciendo clic aquí.

Los beneficiados pueden recibir hasta 14 meses de ayuda.

Los pagos se harán directamente a los arrendadores y no les será entregado a los deudores, esto, debido a regulaciones federales. Por ello, es indispensable que haya un acuerdo entre las dos partes.

Los dueños de las propiedades o los administradores deberán acreditar los pagos en un lapso de cinco días a los deudores y entregarles un paz y salvo.

El programa le dará prioridad a quienes soliciten la ayuda y estén en el rango de ingresos más bajo y aquellos que han estado desempleados en los últimos 90 días.

Caridades Católicas y BakerRipley son las organizaciones que administran este fondo.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here