El mandatario se reunió con el gobernador de Texas y otros dignatarios locales de Houston. Acudió junto con su esposa al Houston Food Bank.

El presidente Joe Biden dijo tras el cierre de su visita a Houston que la prioridad de la ayuda federal estará enfocada en las personas que no cuentan con un seguro que los proteja y cubra los daños en sus propiedades.

Biden estuvo en la ciudad por casi seis horas durante las cuales tuvo la oportunidad de ver, de primera mano, los esfuerzos de las autoridades por ayudar a la comunidad más vulnerable.

El mandatario no solo recibió un reporte de las autoridades estatales y locales sobre los problemas que dejó la tormenta invernal, sino que tuvo la oportunidad de visitar el centro de distribución gratuita más grande del país, el Houston Food Bank.

El mandatario se reunió con el gobernador Gregg Abbott, el senador John Cornyn, la administradora del Condado Harris, Lina Hidalgo; y el alcalde de Houston, Sylvester Turner, en el Centro de Manejo de Emergencias donde fueron notificados de los esfuerzos que se están haciendo en el área metropolitana para ayudar a los damnificados de las tormentas.

Eso sí, el presidente fue enterado de que la evaluación de los daños ha sido más difícil que en otras emergencias, dado que la mayoría de los daños ocurrieron en los interiores de viviendas y negocios, lo que hace más difícil estimar el costo del desastre, a diferencia de otras emergencias -como huracanes o tornados, por ejemplo- cuando las pérdidas son visibles tanto dentro como fuera de las propiedades.

Por ello, dijo Nim Kidd, jefe de la División de Manejo de Emergencias de Texas, aún no se tiene un estimado real de cuántas propiedades fueron afectadas por la rotura de las tuberías.

La administradora Hidalgo resaltó la labor de los trabajadores de esa división del condado, pues pasaron noches enteras trabajando y con pocas horas de sueño, las cuales solo podían conciliar en las escaleras del lugar.

El coordinador de la oficina, Mark Sloan, dijo que aún hay unos 57,000 residentes que tienen que hervir el agua antes de consumirla.

Hasta el momento, el gobierno federal ha asignado ayudas por más de $9 millones en los 126 condados que han sido declarados zona de desastre por el gobierno federal.

El anuncio la hizo la administración Biden en su visita al estado.

El gobierno del presidente Biden hizo la declaratoria de desastre inicialmente en 77 condados. Poco después añadió 31 condados más a la declaratoria y este jueves agregó 17 más.

El presidente Biden aprovechó la oportunidad para insistir en su mensaje de trabajar -demócratas y republicanos- unidos en causas como el aceleramiento de la vacunación contra COVID-19.

«Tenemos desacuerdos en muchas cosas y eso no está mal, PERO hay muchas cosas en las que podemops trabajar juntos y una de ellas es acelerar el proceso de vacunación», dijo Biden al referirse al gobernador Abbott.

Primeras damas ayudaron a empacar comidas

Por su parte, la primera dama, Jill Biden, visitó y ayudó a empacar comidas en el Food Bank de Houston, donde vio las labores de ayuda de cientos personas que a diario compilan la comida enviada para las personas más necesitadas.

Lo hizo en compañía de la primera dama de Texas, Cecilia Abbott. Biden empacó latas de durazno, mientras que Abbott hizo lo propio con cajas de uvas pasas.

Jill Biden estuvo acompañada de la esposa del gobernador de Texas, Cecilia Abbott.

Un rato después la primera dama fue acompañada por el Presidente, quien llegó para recorrer el Houston Food Bank en compañía del presidente de esa organización, Brian Greene.

Biden reconoció el trabajo de los voluntarios -con quienes se reunió en la zona de empaque- y dijo que «lo que están haciendo es absolutamente maravilloso».

El Food Bank de Houston es el más grande del país y ayuda a más de 1.1 millones de personas en 18 condados del sureste de Texas.

Durante una emergencia, el Food Bank despacha cerca de 18 millones de toneladas de comida por mes.

Esta tarde se espera que la pareja acuda al megacentro de vacunación contra el COVID-19 administrado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) en el NRG Park.

El Presidente tiene previsto reunirse con varios dignatarios republicanos y demócratas.

La semana pasada el presidente reveló que inicialmente pensaba visitar Texas el miércoles, pero que lo aplazó para no interferir con las labores logísticas de ayuda que se vienen realizando por todo el estado.

La tormenta invernal que azotó a Texas la semana pasada dejó a millones sin servicio de electricidad y a otros tantos con cortes de agua y limitaciones para consumir el líquido, además de los daños causados en las propiedades a causa, principalmente, por la rotura de tuberías debido a las temperaturas congelantes.

Biden urge al Senado a aprobar el plan de ayuda económica, que incluye cheques de estímulo

Las autoridades federales han pedido que los condados documenten los daños causados por la tormenta para así ser incluidos en la declaratoria de desastre.

Actualmente, ya se han asignado más de $9 millones en ayuda a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Según la subsecretaria Nacional de Seguridad Nacional, Elizabeth Sherwwod-Randall, lo que más se necesita es ayudar a los texanos que no tienen seguro para recuperarse de los daños tras el paso de la tormenta.

Según Sherwood-Randall, el presidente reitera en su mensaje que no hay estados rojos o zules (en referencia a republicanos o demócratas) y que solo hay ciudadanos de Estados Unidos.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here