Las coladas de lava con altísimas temperaturas bajan desde hace horas por las laderas del municipio de El Paso, en La Palma. Ahora expertos intentan predecir por dónde avanzará el magma, aunque todavía no pueden determinar el tiempo que durará la actividad volcánica.

El volcán de la isla española de La Palma, en las Canarias, entró en erupción este domingo tras una semana de actividad sísmica, lo que obligó a las autoridades a acelerar la evacuación de 5,000 personas mientras las coladas de lava se acercaban a las casas aisladas de la montaña.

El Instituto de Vulcanología de Canarias reportó la erupción en Cumbre Vieja, una cordillera volcánica dormida. Su última erupción fue en 1971.

Enormes columnas rojas cubiertas de humo blanco y negro salieron disparadas a lo largo de una cresta volcánica que los científicos habían vigilado de cerca tras la acumulación de lava fundida bajo la superficie y días de pequeños terremotos.

Mariano Hernández, presidente del Cabildo de La Palma, declaró a la cadena Televisión Canaria que no había informes inmediatos de heridos o muertos por la erupción. Dijo que había cinco puntos de erupción, de los cuales dos estaban arrojando magma.

La alerta afecta a varios municipios del sector con una población de 35,000 personas en total, según informó el diario El País.

La explosión tuvo lugar en una zona conocida como Cabeza de vaca, en la vertiente occidental de la cresta volcánica que desciende hacia la costa.

Por su parte, el alcalde de El Paso, Sergio Rodríguez dijo que 300 personas en peligro inmediato habían sido evacuadas de sus casas y enviadas al campo de fútbol. Las carreteras fueron cerradas debido a la explosión y las autoridades instaron a los curiosos a no acercarse a la zona.

La Palma, con una población de 85,000 habitantes, es una de las ocho islas del archipiélago español de las Canarias, frente a la costa occidental de África. Están a 100 kilómetros (60 millas) de Marruecos.

Itahiza Domínguez, jefa de sismología del Instituto Nacional de Geología de España, dijo a la cadena de televisión local RTVC que, aunque era demasiado pronto para saber cuánto duraría esta erupción, las anteriores «erupciones en las Islas Canarias duraron semanas o incluso meses».

La última erupción en las Islas Canarias duró cinco meses y se produjo bajo las aguas de la costa de la isla de El Hierro en 2011.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, canceló su viaje a Nueva York en donde astiría a la Asamblea General de la ONU para poder hacer presencia en el lugar.

Tras días de lo que los científicos denominan un “enjambre sísmico», las autoridades de La Palma ya habían comenzado a evacuar a los residentes con movilidad reducida el domingo.

La zona cercana al extremo sur de la isla donde se encuentra la cresta no está densamente poblada. A los residentes de los cinco pueblos cercanos ya se les había dicho que estuvieran en alerta y preparados para abandonar sus casas en caso de erupción.

Antes de la erupción se registró un temblor de magnitud 3.8, ya que las vibraciones de la actividad sísmica se sintieron en la superficie.

El comité científico del Plan de Prevención de Riesgos Volcánicos dijo que los terremotos más fuertes «son probables y pueden causar daños en los edificios». Los expertos también señalaron que un tramo de la costa suroeste de la isla corría el riesgo de sufrir desprendimientos de tierra y rocas.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here