Ejército de EEUU investiga la muerte y mutilación de otro soldado hispano

Enrique Román-Martínez, de 21 años, desapareció el 22 de mayo mientras acampaba con varios soldados de la base militar. Su cuerpo desmembrado fue hallado una semana después en inmediaciones de Fort Bragg, donde estaba adscrito.

El soldado, perteneciente a la base militar de Fort Bragg en Carolina del Norte, desapareció el 22 de mayo y su cuerpo desmembrado fue hallado una semana después

Según el Comando Criminal de Investigación del Ejército (CID), Román-Martínez fue asesinado, pero no se indicaron las razones específicas del crimen debido a que la investigación está en proceso.

«La muerte fue clasificada como un homicidio, pero no podemos detallar el por qué decidimos clasificarla como tal», indicó Christopher Gray, portavoz del CID del Ejército.

Relacionados“Ganamos una pequeña batalla”: soldado Gregory Morales tendrá funeral con honores militares

Los hechos

Román-Martínez, un paracaidista especializado del Ejército de Estados Unidos, desapareció el pasado 22 de mayo mientras acampaba con varios soldados en el parque Cape Lookout National SeaShore, a unas 200 millas de la base militar donde prestaba sus servicios.

Los soldados decidieron ir hasta aquel sitio, a unas 4 horas y media de distancia de Fort Bragg, para pasar el fin de semana de Memorial Day.

Según la versión de los soldados que lo acompañaban, Román-Martínez fue visto por última vez el 22 de mayo alrededor de la medianoche, hora en la que según ellos, todos se fueron a dormir dentro de sus carpas.

Su teléfono celular y su billetera fueron encontrados en el campamento.

La llamada al 911

Pero no fue sino hasta las 7 de la noche del día siguiente (23 de mayo), que los otros soldados llamaron al 911 para reportar la desaparición de Román-Martínez, un hecho que resulta sospechoso para sus familiares.

De acuerdo a Griselda Martínez, hermana del soldado, el grupo que lo acompañaba se había encontrado ese día con guarabosques del parque nacional, pero en ese momento no dijeron nada sobre su desaparición.

Esta versión fue confirmada por B.G Horvart, el oficial de información pública de Cape Lookout.

“ Hasta donde yo sé, los guardabosques se encontraron con el grupo antes de la llamada a la policía. En ese momento nadie dijo nada sobre el soldado desaparecido», señaló Horvart.

Sin embargo, durante la comunicación telefónica con el 911, la persona que llama dice que habían estado buscando guardabosques todo el día o a cualquier autoridad que les ayudara.

Inmediatamente las autoridades comenzaron la búsqueda del soldado Román-Martínez, pero no fue hasta el 29 de mayo cuando se encontraron partes de un cuerpo humano flotando en la isla de Shackleford Banks, en la Costa del Parque Nacional de Cape Lookout.

Debido a la descomposición de los restos desmembrados, hubo que hacerle una identificación del registro dental por parte del CID del Ejército, fue entonces en ese momento, cuando se confirmó que sí se trataba del soldado Román-Martínez.

Ofrecen recompensa

Por ahora, la base militar de Fort Bragg ha indicado que e l Ejército de Estados Unidos está ofeciendo una recompensa de 25,000 dólares por información creíble que lleve al arresto de los responsables por el homicidio del soldado especialista Enrique Román-Martínez

El soldado Román-Martínez, procedente de la ciudad de Chino, en California, ingresó al Ejército de Estados Unidos en septiembre del 2016, donde asistió a una escuela aerotransportada en Fort Benning, Georgia. En marzo del 2017 fue asignado como paracaidista en la base militar de Fort Bragg en Fayeteville, Carolina del Norte.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here