La agencia federal confirmó a Univision Noticias que «al 28 de julio, aproximadamente 13,400 empleados recibieron notificación de que, sin la intervención del Congreso, serán suspendidos administrativamente a partir del 30 de agosto».

A once días de vencer el plazo, el servicio de inmigración estadounidense se prepara para enviar a casa a unos 13,400 empleados y agentes con licencia administrativa si el Congreso no aprueba una partida presupuestaria de emergencia por $1,200 millones.

La crisis fue advertida en mayo cuando la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) solicitó dinero al legislativo para costear su funcionamiento hasta finales del año fiscal 2020 (30 de septiembre). De no hacerlo, dijo, se verá en la necesidad de despedir a 13,400 empleados de un total de 18,700, el equivalente al 70% del total.

Tras una reunión entre funcionarios de la USCIS y miembros del Comité de Asignaciones del Senado a finales de julio, se llegó a un acuerdo para evitar las suspensiones administrativas y que la agencia federal siga respondiendo a la solicitud de servicios migratorios disponibles.

Guerra de posturas

La oficina del senador demócrata Patrick Leahy (Vermont), vicepresidente del Comité de Apropiaciones, dijo que tras la audiencia “USCIS acordó posponer” las suspensiones laborales de más de 13,000 empleados desde el 3 de agosto hasta el 31 de agosto.

Los demócratas del Comité de Asignaciones de la Cámara Alta aseguran que la USCIS proyecta terminar el año fiscal 2020 con un superávit y un saldo suficiente para pagar a sus empleados por el resto del año fiscal, por lo que la suspensión administrativa no se justifica.

Sin embargo, el servicio de inmigración insistió la última semana de julio que el objetivo del aplazamiento de la decisión de postergar la cesación temporal de trabajo “es darle al Congreso el tiempo suficiente para actuar y proporcionar al USCIS los fondos necesarios” para seguir operando.

“La solicitud de fondos por $1,200 millones permanece sin cambios y la agencia depende del Congreso para proporcionar fondos de emergencia para garantizar que las operaciones de la agencia continúen sin interrupciones», dijo a Univision Noticias Jessica Collins, portavoz de la agencia.

La última carta

En lo que resta de agosto no hay indicios de que el Congreso vaya a responder al requerimiento de las USCIS. Por una parte, ambas cámaras se encuentran en receso hasta septiembre y los demócratas insisten en que la USCIS tiene suficientes fondos para seguir funcionando hasta finales del año fiscal, es decir el 30 de septiembre.

El martes, Leahy envió una carta al secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf, y al director en funciones de la USCIS, Joseph Adlow, para pedirles que vuelvan a prorrogar la suspensión administrativa de personal hasta finales de septiembre.

“Me preocupa el hecho de que la USCIS todavía está procediendo con licencias administrativas para este año fiscal a pesar del hecho de que la agencia está proyectando constantemente poner fin al año fiscal con un saldo remanente considerable”, escribió Leahy.

El senador por Vermont dijo además que el saldo positivo de fondos de las USCIS se obtiene incluso “después del pago de salarios del personal hasta el término del año fiscal 2020”, dato que pone en entredicho el argumento presentado por la agencia en mayo.

“Para decirlo más claramente, USCIS podría pagar a todo su personal hasta el final del año fiscal, evitar licencias administrativas por completo y, aún así, terminar el año fiscal con un saldo remanente considerable”, indicó Leahy.

Estiman daños severos

En la carta, Leahy apunta que “previamente les he dado seguridades tanto públicas como privadas de que me dedico a resolver la crisis financiera que enfrenta la agencia en el próximo año fiscal”, pero advierte que enviar a casa a 13,400 empleados “obviamente dejará un impacto incalculable en estos trabajadores y sus familias”.

Los demócratas también temen que la medida “ tenga otras consecuencias no deseadas”, entre ellos un impacto negativo en la economía y severos retrasos en el sistema de inmigración legal.

La USCIS dijo a Univision Noticias que “al 28 de julio, aproximadamente 13,400 empleados recibieron notificación de que, sin la intervención del Congreso, serán suspendidos administrativamente a partir del 30 de agosto”.

“USCIS responderá a la correspondencia del Congreso (enviada por el Senador Leahy) a través de canales oficiales”, señaló un portavoz.

Fuente: Jorge Cancino

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here