Los LA Rams se unen a una lista de cinco equipos de la NFL que cuentan con al menos un par de campeonatos, luego de imponerse por 23-20 a los Cincinnati Bengals en el Super Bowl LVI realizado en el SoFi Stadium, en Los Ángeles.

Es el primer título que gana la franquicia como Los Angeles Rams, recordando que al coronarse en el Super Bowl XXXIV lo hicieron como los St. Louis Rams, sumando así, en lo general, dos trofeos Vince Lombardi para las vitrinas de la franquicia.

“Estoy muy orgulloso de los muchachos, hay muchos jugadores en nuestro equipo que se merecen esto, muy buenos jugadores que lo han dado todo por este equipo, ya sea que estén jugando o no, por lesión o la razón que sea, simplemente estoy muy orgulloso de este grupo» dijo Stafford al término del juego para NBC. «Este juego es la historia de nuestra temporada, con altibajos, ha sido duro, derrotamos a un equipo complicado, al final apretamos y lo conseguimos, estoy emocionado».

Una serie ofensiva de 15 jugadas que recorrió 72 yardas y que necesitó 4:48 minutos derivó en el drive ganador para los Rams, quienes en su tercer intento de conseguir el título de la NFL en su historia, jugando en la ciudad de Los Ángeles, lo lograron consumar con el pase de anotación más relevante de su existir.

Después de una serie de castigos en la zona final, entendibles por todo lo que había en juego, Matthew Stafford se conectó en pase de una yarda con Cooper Kupp para anotar el touchdown decisivo (su segundo del partido) y darle la vuelta al marcador 23-20 y así proclamarse campeones de la NFL.

«Esta es la manera en la que nos preparamos, en la forma en la que entre todos nos queremos y nos apoyamos», dijo un conmovido Kupp tras ser nombrado Más Valioso. «No siento que me merezca esto, Dios ha sido bueno conmigo, estoy afortunado de contar con los compañeros y entrenadores que tengo, mi familia… no sé qué más decir».

Con ocho recepciones para 92 yardas y dos pases capturados en la zona de anotación, Kupp se convirtió en el Jugador Más Valioso del Super Bowl LVI.

Cuando se le preguntó a Stafford sobre lo que pasó en esa jugada del pase a Kupp para darle la vuelta al marcador, el veterano quarterback dejó claro que no fue obra de la casualidad que haya atrapado el balón su compañero y ahora MVP.

«Eso es trabajo arduo, son horas de trabajo juntos, el coach me dijo, resuélvanlo entre tú y Kupp, ustedes han ejecutado muchas grandes jugadas, busca llamar jugadas para él, acércale el balón y eso es lo que él hace, estoy muy orgulloso de mi equipo, fue una victoria de equipo, la defensa estuvo increíble, los equipos especiales estuvieron puntuales cuando los necesitábamos, fue un gran partido», agregó.

Las anotaciones del partido

Luego de estrenar sus zapatos de 200 mil dólares para los calentamientos en el Super Bowl, el polémico receptor, Odell Beckham Jr., se estrenó en un juego por el título de la NFL al capturar un pase de Stafford de 17 yardas a los 6:22 del primer cuarto para hacer estallar el SoFi Stadium con el primer touchdown del encuentro, para poner al frente 7-0 a los Rams.

En el segundo cuarto, cuando los locales jugaban su mejor futbol, Cooper Kupp atrapó un envío de Stafford, de 11 yardas, a los 12:51 de ese periodo para ampliar la ventaja de los californianos a 13-3, marcador que tomó esa forma luego de que LA fallara el intento de conversión de dos puntos.

Antes de irse al medio tiempo, los Bengals recortaron distancias gracias a un pase del corredor Joe Mixon, de seis yardas, en una jugada de engaño, en la que se conectó en la zona final con el receptor Tee Higgins para apretar el marcador 13-10

Más tarde, en una jugada sin contacto, en ese mismo segundo cuarto, Beckham Jr. salió lastimado al hacer una trayectoria por el centro del campo para intentar capturar un pase, sin embargo, antes de asegurar el ovoide, el receptor cayó al piso y de inmediato se tocó la rodilla izquierda, retorciéndose de dolor en una pésima noticia para los Rams.

El jugador fue llevado al vestidor mientras cojeaba visiblemente, con un rictus de dolor en el rostro. Al medio tiempo OBJ fue reportado como ‘cuestionable’ para regresar al partido, un diagnóstico que se confirmaría más tarde cuando apareció en las laterales en la segunda mitad, pero ya sin su uniforme en un abrupto final para él en su primer Super Bowl.

Recién terminado el espectáculo del medio tiempo, dejando electrizado el SoFi Stadium con el concierto conjunto de los raperos Mary J. Blige, Eminem, Snoop Dogg, Kendrick Lamar, Doctor Dre y 50 Cent, los Bengals aprovecharon la energía en el campo.

Apenas en 12 segundos Cincinnati tomó la delantera del partido con un largo pase de Joe Burrow para Higgins, de 75 yardas que acabó en la zona de anotación, no sin antes levantar polémica porque en la repetición se apreció que Jalen Ramsey, el encargado de cubrir al receptor de los Bengals, fue tomado de la barra del casco y acabó en el piso, lo que permitió la escapada de Higgins.

Después de eso, Cincinnati tomaba ventaja de 17-13, la cual se amplió a 20-13 en ese mismo tercer cuarto, gracias a un gol de campo de Evan McPherson, de 38 yardas, su segundo del partido.

Un gol de campo de Matt Gay, de 41 yardas, luego de que en tercera oportunidad Kupp fallara una versión californiana del ‘Philly Special, con el pase a Stafford, tuvieron que conformarse con los tres puntos que los acercaron 20-16 con 5:58 por jugarse en el partido, y todavía tenían esperanzas pese a quedarse cortos en esa intentona.

Luego de eso, se suscitaría la serie ofensiva, de larga duración, que llevó a los Rams a darle la vuelta al marcador y a asegurarse con el primer título en la historia de la organización jugando en California, en el cuarto Super Bowl que disputa la franquicia en toda su historia, ya sea en Los Ángeles o en St. Louis Missouri, en donde jugaron por espacio de 20 temporadas.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here