Científica de origen hondureño trabaja en ella.

Expertos en medicina del Baylor College of Medicine confían en que los componentes de la vacuna contra el SARS que crearon ellos mismos del 2011 – 2016 faciliten el proceso de creación de la vacuna contra el COVID-19.

La industria de la investigación médica en la ciudad es una de las más reputadas en el mundo. Houston es reconocida por tener de los mejores centros de tratamientos y estudio de enfermedades en áreas como el cáncer y el corazón.

Con los ojos de la comunidad científica puestos sobre el COVID-19, más conocido como coronavirus, un centro de investigación del área de Houston adelanta el desarrollo de una posible vacuna contra este germen que tiene el mundo contra la pared.

El experimento se desarrollar en el Centro de Desarrollo de Vacunas de Baylor College of Medicine en donde hace unos años se desarrolló la vacuna contra el SARS, el mortal virus que dejó 774 decesos en el 2003.

Según la doctora de origen hondureño María Elena Botazzi -quien está detrás de este proyecto- el COVID-19 se parece en un 80% al virus del SARS, por lo que tienen expectativas positivas sobre el hallazgo de la vacuna para este nuevo virus que ya ha matado a más de 2,400 personas en el mundo.

Eso sí, Botazzi asegura que una vacuna de esta índole podrías tomar unos dos años antes de ser puesta en circulación, dados los requerimientos de pruebas y aprobación.

El primer paso, en caso de desarrollar la vacuna, será ponerla a prueba en una cepa de coronavirus que existe en la Universidad de Texas en Galveston para ver si da los frutos esperados.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here