Orgullosa de sus curvas, la famosa cantante lució sin tapujos su cuerpo de mamá recién dada a luz al ritmo de su tema: «No es el fin del Mundo».

Hace menos de una semana llegó al mundo Daisy Dove, la primera hija de Katy Perry y Orlando Bloom. Para Bloom es su segundo hijo, puesto que hace nueve años nació Flynn, fruto de su relación con Miranda Kerr.

La misma modelo demostró guardar una estupenda relación con su ex y su pareja y les felicitó bajo su post: “¡Estoy tan feliz por Vds.! ¡No puedo esperar a concerla!”, exclamó la bella Miranda bajo la foto del anuncio que compartieron.

Otras celebridades que les felicitaron por la feliz ocasión fueron tan famosas y variopintas como Hillary Clinton, Kate Hudson y Arianna Huffington, entre muchas otras.

“Estamos flotando de amor”, escribieron los nuevos papás bajo la foto con la manita de su bebé y aseguraron que la nena había tenido “un nacimiento lleno de paz”.

Creando conciencia, los papás de Daisy aseguraron que les rompía el corazón el saber que había mujeres embarazadas y recién nacidos que morían de enfermedades que podían ser curadas y pidieron a sus fanáticos que hicieran una donación a UNICEF.

Apenas cinco días después de dar a luz, la valiente intérprete de Roar se atrevió con un tabú para muchas celebridades: mostrar su cuerpo posparto al natural, cubierta solo con una faja y un bra sacaleches. Lo más simpático fue que subió la foto al ritmo de de su canción: “No es el final del mundo”.

Una imagen sin duda refrescante para las mujeres que acaban de ser mamás y sienten la presión social de recuperar una figura perfecta casi de inmediato, algo de lo que presumen muchas otras celebridades y que es prácticamente imposible. ¡Bravo por Kate! ¡Viva lo natural!

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here