Los líderes de las primeras 20 economías del mundo se comprometieron este domingo a alcanzar la neutralidad de carbono para «mediados de siglo» y a poner fin a la financiación pública a la generación de energía a partir del carbón en el extranjero, aunque no establecieron objetivos para eliminarlo a nivel nacional.

Los líderes de las veinte economías más grandes del mundo reunidos en la cumbre del G-20 en Roma se comprometieron este domingo a alcanzar la neutralidad de carbono «a mediados de siglo o hacia mediados de siglo» antes de concluir una cumbre de dos días que estaba sentando las bases para la conferencia climática de la ONU en Glasgow, Escocia.

Según el comunicado final, los líderes del Grupo de los 20 también acordaron poner fin a la financiación pública para la generación de energía a base de carbón en el extranjero, pero no establecieron ningún objetivo para eliminar el carbón a nivel nacional, un claro guiño a los países dependientes del carbón, incluidos China e India, y un golpe a Gran Bretaña, que esperaba compromisos más sólidos antes de la reunión de Glasgow.

Los países del Grupo de los 20 representan más de las tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo y el anfitrión de la cumbre, Italia, había estado buscando objetivos sólidos sobre cómo reducir las emisiones y ayudar a los países pobres a hacer frente al impacto del aumento de las temperaturas.

Sin ellos, se podría perder el impulso de las conversaciones anuales más amplias que ya dieron inicio este mismo domingo en Glasgow y donde estarán representados países de todo el mundo, incluidos los pobres y más vulnerables al aumento del nivel del mar, la desertificación y otros efectos.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, les dijo a los líderes antes de la última sesión de trabajo del domingo que necesitaban tanto establecer metas a largo plazo como hacer cambios a corto plazo para alcanzarlas.

“Debemos acelerar la eliminación gradual del carbón e invertir más en energía renovable”, dijo. «También debemos asegurarnos de utilizar los recursos disponibles de manera inteligente, lo que significa que deberíamos ser capaces de adaptar nuestras tecnologías y también nuestros estilos de vida a este nuevo mundo».

Neutralidad del carbono

«Hacia mediados del siglo XXI»

La cumbre alcanzó un compromiso sobre cuándo las naciones del G-20 deben alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero. Eso significa producir emisiones a un nivel que los océanos, los bosques y las medidas de reducción puedan eliminarlas de la atmósfera. El Grupo de los 7 ya había 2050 como fecha tope, pero en el G-20 decidieron «para mediados de siglo o alrededor de esa fecha». China, Arabia Saudita y Rusia se han fijado el 2060 como objetivo para alcanzar la neutralidad de carbono.

No más financiamiento internacional del carbón

Pero sin decisión dentro de cada país

Se acordó acabar con el financiamiento público de proyectos de generación de energía basados en carbón que se realizan el extranjero, siguiendo con la decisión tomada por el G-7 en junio en Inglaterra. Pero no se estableció ningún objetivo para eliminar el carbón a nivel nacional, una decisión que luce como un guiño a los principales emisores de carbono, China e India.

1.5 Celsius, objetivo del grupo

Una marca más ambiciosa que el Acuerdo de París

El Grupo de los 20 coincidió en que los impactos del cambio climático, como tormentas extremas, inundaciones y aumento del nivel del mar, serán «mucho más bajos» si el aumento promedio de la temperatura global se puede mantener en 1,5 grados Celsius (2,7 grados Fahrenheit). Resulta una redacción más ambiciosa que la de los acuerdos de París de 2015 que buscan mantener el aumento “muy por debajo” de los 2 grados Celsius ((3,6 F) y “realizar esfuerzos” para limitarlo a 1,5 grados Celsius.

Impuesto mínimo corporativo global

Herramienta para evitar la evasión de grandes empresas

Los líderes reunidos en Roma firmaron un acuerdo para que los países del G-20 promulguen un impuesto corporativo mínimo global del 15%. La tasa tiene como objetivo disuadir a las empresas multinacionales de eludir impuestos al trasladar las ganancias a países con impuestos ultrabajos donde las empresas pueden hacer poco negocio real.

La recuperación post pandemia

Recursos para los países más pobres

El grupo prometió seguir trabajando en una iniciativa francesa para que los países más ricos redirijan $100,000 mil millones en apoyo financiero a los países más necesitados de África en forma de derechos especiales de giro, una herramienta de cambio de divisas utilizada para ayudar a financiar las importaciones asignadas por el Fondo Monetario Internacional. Varios países individualmente ya han asignado unos $45,000 millones. Hay una preocupación porque la recuperación posterior a la pandemia está siendo desigual. Los países más ricos se recuperen más rápido debido a las vacunaciones extensivas y las grandes cantidades de gasto de estímulo que los países más pobres no pueden permitirse.

El carbón, un tema clave en la lucha contra el cambio climático, sigue sin resolverse

El futuro del carbón, una fuente clave de emisiones de gases de efecto invernadero, ha sido una de las cosas más difíciles de acordar para el G-20. Sin embargo, Estados Unidos y otros países esperan obtener un compromiso para poner fin al financiamiento en el extranjero de la generación de energía a partir del carbón, dijo a la AP un alto funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato.

Los países occidentales s e han alejado de la financiación de proyectos de carbón en países en desarrollo, y las principales economías asiáticas ahora están haciendo lo mismo: el presidente chino, Xi Jinping, anunció en la Asamblea General de la ONU el mes pasado que Beijing dejaría de financiar tales proyectos, y Japón y Corea del Sur hicieron algo similar a principios de año.

Sin embargo, China no ha fijado una fecha límite para la construcción de plantas de carbón en su país. El carbón sigue siendo la principal fuente de generación de energía de China, y tanto China como la India se han resistido a las propuestas de una declaración del G-20 sobre la eliminación progresiva del consumo interno de carbón.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo antes de la cumbre de Roma que intentó pero no pudo conseguir un compromiso sobre la eliminación del carbón por parte de Xi, que no viajó a la reunión y participó por videoconferencia.

En Glasgow, Johnson dijo, «queremos que estos líderes… se centren en los compromisos que pueden hacer, alejándose del uso de combustibles fósiles, alejándose de las centrales eléctricas de carbón a nivel nacional».

«La última oportunidad»: reclaman medidas urgentes al G-20

Los activistas climáticos esperaban que los países ricos del G-20 tomaran medidas para cumplir con un compromiso de larga data, pero aún por cumplir, de recaudar $100,000 millones anuales para ayudar a los países en desarrollo a avanzar hacia economías más verdes y adaptarse al cambio climático.

Las jóvenes activistas climáticas Greta Thunberg y Vanessa Nakate emitieron una carta abierta a los medios de comunicación mientras finalizaba la cumbre, enfatizando tres aspectos fundamentales de la crisis climática que a menudo se minimizan: que el tiempo se acaba, que cualquier solución debe brindar justicia a las personas más afectadas por el cambio climático, y que los mayores contaminadores a menudo se esconden detrás de estadísticas incompletas sobre sus verdaderas emisiones.

“La crisis climática solo se volverá más urgente. Aún podemos evitar las peores consecuencias, aún podemos revertir esto. Pero no si continuamos como hoy», escribieron, pocas semanas después de que Thunberg avergonzara a los líderes mundiales por su retórica de «bla bla bla» durante una cumbre climática juvenil en Milán.

El príncipe Carlos de Gran Bretaña también se dirigió al G-20 la mañana de este domingo e instó a los líderes a escuchar a los jóvenes, que están heredando el calentamiento de la Tierra, advirtiendo que «es la última oportunidad».

Charles, un veterano activista ambiental, dijo que las asociaciones público-privadas eran la única forma de lograr los billones de dólares en inversión anual necesarios para la transición a fuentes de energía limpias y sostenibles que mitigarán el calentamiento de las temperaturas globales.

“Es imposible no escuchar las voces desesperadas de los jóvenes que los ven como los administradores del planeta, que tienen la viabilidad de su futuro en sus manos”, dijo Charles.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here