Las remesas subieron 35.7% en marzo del presente año respecto al mismo mes de 2019, lo que implica el mayor incremento desde septiembre del 2001

De acuerdo con datos publicados este lunes por el Banco de México (Banxico), las remesas en el país subieron 35.7% en marzo del presente año respecto al mismo mes de 2019, lo que implica el mayor incremento desde septiembre del 2001.

Además, en marzo de 2020, las remesas alcanzaron 4 mil 16 millones de dólares, frente a los 2 mil 957.9 millones de dólares del año pasado, nivel no visto para un solo mes; este monto representó un crecimiento de 49%, el incremento mensual más alto desde que se tiene registro en 1995.

La remesa promedio fue de 378 dólares, por arriba de los 321 dólares registrados en febrero, mientras que el número de operaciones para el envío de remesas registró un incremento mensual de 26.5%.

Con ello, en los primeros tres meses del año, las remesas sumaron un monto de 9 mil 293.2 millones de dólares, la cifra más alta para un mismo periodo y un máximo histórico.

Estos resultados se dieron a pesar de las condiciones de empleo de los migrantes mexicanos en Estados Unidos que estuvieron impactadas por la suspensión de actividades, debido a la pandemia del COVID-19.

De igual manera, las cifras causaron sorpresa debido a que desde mediados de marzo, los estadounidenses han presentado más de 30 millones de solicitudes de subsidios de desempleo.

En entrevista con El Financiero, Alberto Ramos, director de Goldman Sachs en México, líder global en servicios de banca de inversión, valores y gestión de inversiones, admitió que estos resultados sobrepasaron todo pronóstico.

“Las remesas de los trabajadores sorprendieron significativamente al alza en marzo con una entrada muy grande y récord mensual de 4.02 mil millones de dólares; muy por encima de las expectativas de consenso de 2.75 mil millones de dólares”, dijo.

Asimismo, el directivo señaló que es debido a que la mayoría de las remesas se originan en Estados Unidos, y que este aumento inusual se habría dado por el temor al desempleo en aquel país, por lo que muchos aprovecharon para capitalizar sus niveles de dólares en el país.

“Especulamos que quizás por temor a un deterioro significativo de las perspectivas de empleo e ingresos en los Estados Unidos, muchos trabajadores pueden haber capitalizado en un nivel favorable de dólares a pesos mexicanos para enviar parte de sus ahorros acumulados en Estados Unidos de regreso a México”, afirmó.

Por su parte, en el último reporte de BBVA publicado en primeros días de abril, se estimó que habrá una caída acumulada en 2020 y 2021 de las remesas en un 21% justamente debido al número de desempleados en Estados Unidos.

El banco también estimó que la recuperación tardará 10 años, como en la crisis financiera de 2008.

De esta manera, los estados mexicanos con más dependencia a las remesas serán Michoacán, Oaxaca y Zacatecas, de acuerdo con el reporte más reciente de BBVA México.

Golpe del coronavirus a remesas

El mes pasado, el economista Tulio Rodríguez, en entrevista para La Voz de América, explicó que ciertos países latinoamericanos, entre ellos México, cuya economía depende en gran parte del dinero que envían familiares desde Estados Unidos, van a sentir un impacto en su economía debido a lo anterior.

“Estos países tienen que prepararse para que en las próximas semanas sus familiares que están en Estados Unidos no estarán en la misma posición de enviar remesas, pues básicamente, sus puestos de trabajo estarán eliminados y en algunos casos estarán suspendidos”, refirió.

De igual manera, indicó que los primeros afectados serían los trabajadores de servicios de comida y transporte.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here