Con el acuerdo, considerado «histórico» por una abogada de las familias, se retirará la querella contra el Departamento de Justicia y el FBI por no haber actuado pese a las advertencias sobre Nikolas Cruz, quien asesinó a 17 personas –14 estudiantes y tres adultos– el 14 de febrero de 2018 en la secundaria Marjory Stoneman Douglas.

Más de una decena de familias de víctimas del tiroteo ocurrido en una escuela secundaria de Parkland, en el sur de Florida, llegaron a un acuerdo con el Departamento de Justicia en la demanda contra esa dependencia federal y con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) por no haber actuado pese a las advertencias expresadas en una serie de pistas sobre la conducta del atacante Nikolas Cruz, quien se declaró culpable y espera sentencia el año entrante.

El texto del acuerdo, alcanzado este lunes, indica que las familias, que no son identificadas, decidieron retirar la demanda, finalizando así un proceso judicial de casi tres años.

El monto del acuerdo sería de unos 127.5 millones de dólares, según citó la cadena de noticias CNN que tuvo acceso a fuentes cercanas al caso. La agencia AP y The Washington Post confirmaron también la cifra.

Kristina Infante, abogada de los demandantes, dijo en un comunicado al que tuvo acceso la cadena «que si bien los detalles financieros son confidenciales, se trata de un acuerdo ‘histórico’ y ‘la culminación de los largos y arduos esfuerzos de las familias de Parkland hacia la verdad y la rendición de cuentas'».

«Ha sido un honor representar a las familias de Parkland que, a través de su inconmensurable dolor, se han dedicado a hacer del mundo un lugar más seguro», dijo Infante a CNN. «Aunque ninguna resolución podría restaurar lo que las familias de Parkland perdieron, este acuerdo marca un paso importante hacia la justicia».

El 14 de febrero de 2018, Nikolas Cruz –quien entonces tenía 19 años– entró a la Secundaria Marjory Stoneman Douglas, donde estudiaba antes de ser expulsado, y comenzó a disparar, asesinando a 17 personas: 14 estudiantes y tres adultos. La masacre se sitúa entre los 10 peores tiroteos masivos ocurridos en Estados Unidos.

Cruz había sido expulsado después de golpear al que era el novio de su exnovia, y antes había amenazado a otros estudiantes, al nivel de que le prohibieron llevar una mochila a la escuela.

El joven había estudiado anteriormente en el Cuerpo de Entrenamiento para Oficiales de Reserva Junior (Junior Reserve Officers’ Training Corps, JROTC), donde recibió reconocimientos pero donde también otros compañeros habían advertido problemas con su manejo de la ira, mostrar un desmedido interés por las armas y la violencia y jactarse de matar animales.

En sus redes sociales, Cruz publicaba fotos de armas y en septiembre de 2017 –cinco meses antes de la masacre– subió un video a YouTube donde declaró abiertamente: “Quiero ser un tirador de escuela profesional”, lo que llevó a un usuario a alertar al FBI.

Cruz se declaró culpable de 17 cargos por asesinato premeditado, y otros 17 por intento de asesinato, crímenes por los que puede recibir cadena perpetua o la pena capital. Su destino final está en manos de un jurado y se decidirá a inicios del próximo año.

Los fiscales del caso habían dicho anteriormente que la masacre de Parkland era el tipo de casos “para los que se diseñó la pena de muerte”.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here