La agencia que dirige la fuerza nacional de deportaciones anunció que sólo se enfocará en aquellos inmigrantes con antecedentes criminales, y que implementará alternativas de detención para evitar la propagación del coronavirus.

La agencia que dirige la fuerza nacional de deportaciones del gobierno de Donald Trump anunció este miércoles en Washington DC, una moratoria de operativos y arrestos hasta que termine la emergencia de salud pública por el coronavirus.

En un documento entregado al Congreso por la Oficina Asuntos Legislativos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), notificó al legislativo su respuesta para enfrentar el combate a la propagación del virus, que tiene bajo estado de emergencia al país.

“Para garantizar el bienestar y la seguridad del público en general, así como de los agentes”, ICE ajustará temporalmente su postura de cumplimiento “a partir de hoy, 18 de marzo de 2020”, se lee en la nota a la que tuvo acceso Univision Noticias.

“La principal prioridad de ICE es promover aquellas actividades que salven vidas y la seguridad pública”, agrega.

Protocolo de emergencia

ICE dijo además que la Oficina de Ejecución y Deportaciones (ERO) enfocará sus tareas “en los riesgos de seguridad pública y en aquellas personas sujetas a detención obligatoria por motivos penales”.

“Para aquellas personas que no entran en esas dos categorías, ERO ejercerá la discreción para retrasar las acciones de ejecución hasta después de la crisis, o utilizar alternativas a la detención, según corresponda”, indicó.

Sin embargo, advirtió, las investigaciones que afecten la seguridad nacional “continuarán llevándose a cabo”.

De las operaciones que no serán suspendidas, la lista incluye delitos de explotación infantil, pandillas, narcotráfico, trata de personas, tráfico de personas y terrorismo, indicó la agencia.

Trabajo en equipo

El documento enviado al Congreso señala además que el trabajo de investigación que no será suspendido por la emergencia de salud pública, “se llevará a cabo en función de la capacidad de coordinar y trabajar con fiscales del Departamento de Justicia, el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos y la Oficina de Prisiones”.

Añade que durante la crisis del coronavirus (covid-19) “ICE no llevará a cabo operaciones de cumplimiento en o cerca de las instalaciones de atención médica, como hospitales, consultorios médicos, clínicas de salud acreditadas e instalaciones de atención de emergencia o urgencia, excepto en circunstancias extraordinarias”.

“Las personas no deben evitar buscar atención médica porque temen la aplicación de la ley de inmigración civil”, dijo la dependencia, señalando que los inmigrantes, con o sin papeles de estadía legal, no deben dudar en buscar ayuda médica si temen estar contagiados con el coronavirus o padecer la enfermedad covid-19.

La presión funcionó

Tras conocer el nuevo protocolo de ICE durante la actual emergencia de salud pública, organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes indicaron que el cambio de postura se debe a las exigencias presentadas por grupos, religiosos, abogados, agentes federales, legisladores y jueces.

“La presión funcionó”, dijo a Univision Noticias Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles ( CHIRLA). “Llevamos días enviando comunicados directos al gobierno, al Congreso, gobernadores y alcaldes pidiéndoles que presionen para detener las redadas y los operativos de ICE”.

Salas dijo además que “el cambio no fue por cuenta de ellos ni por buena voluntad, sino por las presiones a todo nivel. Entendemos que había una falta de humanidad durante esta crisis que envuelve no solo a nuestro país, sino al mundo entero”.

CHIRLA dice además que “ahora seguiremos presionando para que el gobierno detenga todos los juicios a los inmigrantes y cierre los tribunales para evitar contagios. Y libere a los inmigrantes de alto riesgo detenidos en los centros de detención de ICE y de la Patrulla Fronteriza (CBP).

“Hay miles de personas hacinadas que pueden ser liberadas inmediatamente con alternativas de detención, como el uso de grilletes electrónicos o fianzas”, indicó Salas. “Entre ellas mayores de edad, inmigrantes con prescripciones médicas, enfermos, embarazadas y niños. Hay que evitar que se contagien, porque sus vidas estarían en peligro”.

“Dirección correcta”

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), dijo que la suspensión temporal de las operaciones de ICE era un paso en la “dirección correcta”.

«A principios de este mes, más de 800 expertos legales y de salud pública señalaron la importancia de que el gobierno confirme que las instalaciones de atención médica serían zonas libres de aplicación de la ley de inmigración debido a la emergencia desatada por el coronavirus», dijo Andrea Flores, subdirectora de la división de igualdad de la ACLU.

“Ahora, mientras la pandemia barre nuestra nación, ICE se está moviendo en la dirección correcta al frenar la aplicación de la ley y usar alternativas a la detención”, agregó.

Flores dijo además que “estas directivas son un paso importante para permitir que las familias y las comunidades busquen ayuda y atención médica sin la amenaza de deportación y separación familiar” e indicó que “todavía se puede hacer más para priorizar la salud pública y garantizar que las personas no teman buscar la atención médica que necesitan debido a su estado migratorio”. ACLU también pide el cierre de toda la corte de inmigración y que ICE y el CBP libere a los inmigrantes vulnerables detenidos.

Carta al director

La semana pasada la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) se sumó a la lista de instituciones y organizaciones que demandan al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la liberación inmediata de personas vulnerables y mayores de edad detenidos en los centros de detención para inmigrantes, y con ello evitar contagios y muertes por el coronavirus.

En una carta dirigida a Mathew Albens, director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), la organización solicitó a la agencia federal la liberación de poblaciones vulnerables bajo custodia, incluidas aquellas personas de alto riesgo” tal como inmigrantes de 60 años o más, individuos con enfermedades crónicas, sistemas inmunes comprometidos, o con discapacidades.

También urgieron a la agencia a poner en libertad inmediata a personas enfermas, mujeres embarazadas y todos aquellos que tienen restringido el acceso a la atención médica.

Al mismo tiempo, AILA pidió a Albence “implementar inmediatamente procedimientos para la prevención y el manejo de Covid-19 en todas las instalaciones, incluidos la totalidad de los centros de detención y ubicaciones de ICE donde las personas deben presentarse para ser supervisados”.

ICE hasta ahora sólo ha respondido que ha limitado el ingreso de personas a los centros de detención para evitar contagiar a las personas privadas de libertad y que permanecen bajo su custodia.

Fuente : JORGE CANCINO

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here