Las autoridades de Texas han establecido las dos primeras fases para acceder a las vacunas contra el coronavirus.

La primera, es para personas que están en el sector salud y que enfrentan la pandemia día a día tratando de salvar vidas.

La segunda cobija a un primer grupo de la población general, las personas mayores de 65 años (consideradas las más vulnerables ante el virus) y aquellas mayores de 16 que tienen algún tipo de prexistencia médica crónica como cáncer, diabetes tipo dos, problemas renales, cardiacos o pulmonares e, incluso, aquellos que tienen una obesidad mórbida.

Los departamentos de salud de los condados del área metropolitana de Houston ya están dando citas o preregistrando a los interesados en aplicarse la vacuna ya sea por teléfono o en línea.

Allí una de las preguntas es si sufre alguna de estas condiciones médicas que lo pongan adelante en la fila de ponerse la vacuna.

Se acabaron las citas para ponerse las vacunas de COVID-19 en Houston

Expertos advierten sobre el riesgo de mentir para poder adelantarse en la aplicación de la vacuna, ya que se podría generar un fraude que podría, incluso, tener consecuencias legales.

Algunos estados ya han emitido decretos castigando este tipo de conductas, puesto que se le podría negar el acceso a personas que realmente están en serio riesgo de sufrir complicaciones o hasta perder la vida en caso de contraer el virus.

Los centros donde se están aplicando las vacunas también están adoptando medidas, como la verificación de la historia clínica de los interesados en inocularse contra el COVID-19.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here