Jugadora de soccer Megan Rapinoe se enfrenta a Trump y el presidente le dice que primero gane el Mundial

La destacada futbolista se une a la lista de atletas que han rechazado estar en la sede de la Presidencia de EEUU por considerar al presidente racista, misógino y antiinmigrante, entre otras cosas.

Megan Rapinoe, estrella del fútbol femenino de Estados Unidos, se encuentra en el ojo del huracán luego de que se diera a conocer un polémico video donde al ser cuestionada si visitaría al presidente Donald Trump si su equipo gana la copa mundial, ella contestó “no voy a ir a la maldita Casa Blanca”.

A través de Twitter, el presidente Trump respondió a la futbolista con un mensaje donde argumentó que antes de hablar debería ganar. Sin embargo, en el mismo texto, el mandatario invitó al equipo a visitar la Casa Blanca, sin importar el resultado.

«Soy un gran fanático del Equipo Estadounidense y del Fútbol Femenino, ¡pero Megan debería GANAR primero antes de HABLAR! ¡Termina el trabajo! Aún no hemos invitado a Megan ni al equipo, pero ahora estoy invitando al EQUIPO, gane o pierda «, escribió el presidente en su red social.

Esta no es la primera vez que el presidente se ve involucrado en problemas con deportistas. La estrella del baloncesto LeBron James aseguró que cualquiera que fuera el resultado de las finales, ni los Cleveland Cavaliers ni los Golden State Warriors asistirán a la Casa Blanca.

«Sé que no importa el equipo que gane la serie de las finales, Cavaliers o Warriors, ninguno desea una invitación», destacó James, durante una conferencia con medios de comunicación.

Asimismo, en febrero pasado, Donald Trump canceló la visita que harían a la Casa Blanca los Eagles de Golde State, campeones de la NFL.

En aquella ocasión, acusó directamente a los Eagles por la decisión, al quererle cambiar la fecha de la visita y además reducir el número de personas que anteriormente habían dicho que iban a acudir.

«Se trata de algo típico de él y mientras se encuentre en la Casa Blanca, este tipo de cosas van a continuar», aseguró James.

El problema lleva años

En el caso particular de Rapione, la polémica con el presidente Trump lleva tiempo. En diversas ocasiones la deportista lo ha calificado como ‘sexista’, ‘misógino’, ‘mezquino’, ‘racista’ y ‘mala persona’.

En 2016 la futbolista de las Seattle Reign se solidarizó con Colin Kaepernick, jugador de fútbol americano que ponía una rodilla en tierra cada vez que sonaba el himno como protesta por la brutalidad policial contra los negros.

“Supongo que, por el hecho de ser mujer y homosexual, siento una mayor empatía respecto a las personas que no se encuentran en una posición dominante. A mí me pareció una obviedad. Cuando alguien se ahoga, ¿vas a ayudarle o te quedas en la orilla?”, señaló Rapione, durante una entrevista para el periódico El País.

La futbolista hizo pública su homosexualidad en 2012 y desde entonces es uno de los íconos representativos de la comunidad gay en Estados Unidos.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here