El repentino plan de ayuda propuesto por Trump es criticado tanto por republicanos como por demócratas

La presidenta de la Cámara de Representantes crítica la sorpresiva propuesta de Trump para un nuevo paquete de ayuda, luego de que él mismo declarara muertas las egociaciones. Algunos senadores republicanos también objetan el nuevo plan de la Casa Blanca.

Tanto la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, como algunos senadores republicanos criticaron este sábado el plan de ayuda propuesto la víspera por el presidente Donald Trump, dos días despúes de haber ordenado a su partido suspender las negociaciones con los demócratas a la espera de que pasen las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

En una carta enviada el sábado a los demócratas de la Cámara de Representantes, Pelosi dijo que la nueva propuesta de la Casa Blanca significa «un paso adelante, dos pasos hacia atrás», ya que no contiene suficientes gastos para el seguro de desempleo, la ayuda estatal y local, el cuidado infantil y otras prioridades de los demócratas. Según Pelosi, contiene un lenguaje «imprudente» sobre protecciones de responsabilidad para empresas y otros.

“Cuando el presidente habla de querer un paquete de ayuda más grande, su propuesta parece significar que quiere más dinero para otorgar o retener a su discreción, en lugar de acordar un lenguaje que prescriba cómo honraremos a nuestros trabajadores, combatiremos el virus y pondremos dinero en los bolsillos de los trabajadores ”, escribió Pelosi.

Sin embargo, la líder de los demócratas de la Cámara Baja dijo que todavía tenía «la esperanza de que los acontecimientos de ayer nos acerquen a un acuerdo sobre un paquete de ayuda que aborde la crisis de salud y económica que enfrentan las familias estadounidenses».

Objeciones republicanas

En una conferencia telefónica este sábado con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, varios senadores republicaron plantearon sus dudas con respecto al monto de la propuesta y además expresaron su oposición a algunas disposiciones específicas del proyecto, entre ellas, una expansión de créditos fiscales del Obamacare, que según ellos, genera preocupaciones entre los contribuyentes por su presunta financiación a los abortos.

Tras haber anunciado intespestivamente el pasado martes que le había pedido al secretario del Tesoro dejar de negociar con Pelosi, el presidente cambió repentinamente de opinión y anunció un nuevo paquete de ayuda por 1.8 billones.

A solo semanas de las elecciones presidenciales, el mandatario, rezagado en las encuestas, ha recibido críticas por salirse de la negociación y presiones de algunos republicanos que enfrentan carreras apretadas por su escaño, por lo que al parecer ha apostado por cerrar un acuerdo, que pudiera impulsar sus perspectivas de reelección.

Así, el secretario del Tesoro presentó este viernes una nueva oferta de la Casa Blanca, que incluye una nueva ronda de cheques de estímulo de $1,200, el apoyo a pequeñas empresas o la ayuda a las aerolíneas, medidas que cuentan con apoyo bipartidista.

Pero también incluye otras disposiciones en las que las diferencias son más marcadas, como el seguro de desempleo, que los demócratas plantean que sea de $600 y la administración quiere limitar a $400 semanales.

Aunque la nueva propuesta de la administración aumentó el presupuesto de la ayuda estatal y local a $300,000 millones, más del 200% por encima con respecto a su propuesta anterior, los demócratas siguen considerando esta cifra por debajo de la necesaria, mientras que para muchos republicanos se trata de demasiado dinero.

Además del Obamacare, la propuesta de la administración incluye otros elementos que para muchos republicanos pueden ser difíciles de aceptar, como la posibilidad de que algunos inmigrantes indocumentados también reciban el cheque de estímulo, según The Washington Post que cita a fuentes familiarizadas con las conversaciones.

Por otra parte, un reporte de CNN, que también cita a fuentes anónimas relacionadas con las conversaciones, asegura que la impresión general es que se podría llegar a un acuerdo con los demócratas, pero la aprobación de los propios republicanos parece más difícil.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here