Nury Martínez, presidenta del Concejo Municipal de Los Ángeles y una de las políticas latinas más poderosas de la ciudad estadounidense, renunció este lunes a ese cargo tras la polémica generada por una filtración en la que se le escuchan comentarios racistas.

Entre otras frases despectivas, dijo que el hijo afroestadounidense del concejal Mike Bonin «parece changuito» (mono pequeño). Y lo comparó con un accesorio que su colega lleva «al costado». «Lo trae así, during the Black History month (…). Él trae a su negrito, like on the side».

Los comentarios los hizo en el marco de una reunión sostenida en octubre de 2021 con los concejales Gil Cedillo y Kevin de León y el presidente de la Federación Laboral del Condado de Los Ángeles, Ron Herrera.

Tras el estallido del escándalo, Herrera también anunció su renuncia este lunes por, según dijo, haber participado en un comportamiento «intolerante y racista».

Las conversaciones fueron divulgadas por Los Angeles Times este domingo, a un mes de las elecciones a la alcaldía del 8 de noviembre, que coinciden con los comicios de mitad de período, que se celebran cada cuatro años, a mitad del mandato de un presidente, y son cruciales para el rumbo que tomará el país.

Según el diario, el diálogo fue compartido en la red social Reddit por un usuario ahora suspendido, y no está claro quién la grabó.

Gran parte del intercambio se centró en los mapas propuestos por la comisión de redistribución de distritos de la ciudad y la frustración de los concejales con ellos, así como en la necesidad de «garantizar que los distritos mayoritariamente latinos no pierdan activos económicos» en el proceso, según el periódico.

Los latinos componen el 50% de la población de Los Ángeles, pero su representación en el ayuntamiento se limita a los distritos que encabezan Martínez, De León y Cedillo, menos de un tercio entre los 15 concejales que componen el Concejo.

En la conversación, que fue grabada sin que sus participantes lo supieran, estos dejaron al descubierto las tensiones por la representación entre los distintos grupos étnicos.

«Mike Bonin nunca ha dicho una mierda sobre los latinos. Nunca dirá nada sobre nosotros», se le escucha decir en el audio a De León, de raíces guatemaltecas. Y llama a Bonin, un hombre blanco, «el cuarto concejal negro».

«Bonin cree que es un (…) negro», se le oye coincidir a Martínez. Y a esto le siguen los comentarios ya mencionados sobre su hijo, a los que Cedillo y De León suman otros.

Martínez añade que el concejal y su pareja están criando a su hijo «como un niño blanco», y agrega: «Este niño necesita unos golpes. Déjenme llevarlo a la vuelta de la esquina y se lo traigo de vuelta».

Los concejales también se refieren de forma despectiva al aspecto de algunos vecinos del barrio Koreatown,procedentes del estado de Oaxaca y que pertenecen a diferentes pueblos indígenas de México.

«Veo a mucha gente baja y de piel oscura», es una de las frases. «No sé de donde viene esta gente, de qué aldea vinieron, cómo llegaron aquí… Tan feos», otra.

«No hay excusas»

Las reacciones a la filtración no se hicieron esperar, con el senador Alex Padilla —quien estudió con Martínez y ha sido su aliado durante mucho tiempo—, los candidatos a alcalde Karen Bass y Rick Caruso, concejales y otras autoridades, así como varias organizaciones, pidiendo la renuncia de Martínez y los otros involucrados en la conversación.

«Estamos consternados, enojados y absolutamente disgustados porque Nury Martínez atacó a nuestro hijo con horribles insultos racistas y habló sobre su deseo de dañarlo físicamente. Es vil, abominable y completamente vergonzoso», dijeron Bonin y su esposo, Sean Arian, en un comunicado.

«No hay lugar para que el lenguaje racista y la odiosa retórica incendiaria coexistan con los deberes del servicio público», expresó por su parte la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (Naleo) de Estados Unidos.

Asimismo, una serie de manifestantes llegaron a la casa de la demócrata el domingo con pancartas y megáfonos solicitando su dimisión.

Ante ello, la política anunció este lunes su retirada del cargo.

«Asumo la responsabilidad de lo que dije y no hay excusas para esos comentarios. Lo siento mucho», dijo.

«Como alguien que cree profundamente en el empoderamiento de las comunidades de color, reconozco que mis comentarios socavan ese objetivo», añadió, sin dejar claro si además del de presidenta del Concejo, renunciaba también a su puesto como concejal.

Nacida en el Valle de San Fernando, en el norte de Los Ángeles, de padres mexicanos originarios de Zacatecas, Martínez hizo historia en 2019 al ser nombrada la primera presidenta latina del Concejo Municipal de la ciudad.

Los otros concejales a los que se escucha en la discusión, y que también han sido cuestionados por sus comentarios, ofrecieron disculpas por sus palabras.

De León dijo en un comunicado que los comentarios fueron «totalmente inapropiados» y agregó que no estuvo a la altura de lo exigido por su cargo.

«Las palabras importan, y el lenguaje racista puede hacer verdadero daño», señaló este lunes el gobernador Gavin Newsom.

«Estos comentarios no tienen lugar en nuestro estado, ni en nuestra política. Todos debemos moldear nuestro comportamiento para vivir con los mejores valores que luchamos con proteger todos los días», añadió el demócrata.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here