Al menos cinco senadores del partido hablaron de la posibilidad real de que el demócrata se convierta en el nuevo presidente del país, algo que el Presidente Donald Trump aún no ha reconocido públicamente

La elección presidencial del 2020 ha sido, probablemente, la más rara en los últimos años. No solo por estar atravesada por la pandemia del coronavirus, sino porque a dos semanas de la elección aún no hay un ganador decretado. Al menos no por ambos partidos.

El presidente Donald Trump ha hecho denuncias de fraude y se ha negado a concederle la victoria a Joe Biden. Si bien los argumentos legales del presidente han perdido peso en los últimos días (en Pensilvania por ejemplo, el litigio pasó a ser simplemente una demanda por un tecnicismo que no cambiará el resultado preliminar del estado), el partido republicano aún no está dispuesto a reconocer a Joe Biden como el próximo presidente y, por ende, no se ha iniciado el proceso de transición.

El senador por Florida, Marco Rubio, quien además es el influyente presidente del comité de inteligencia del senado, se refirió a Joe Biden como presidente-electo. Al ser consultado por la prensa, dijo que “eso es lo que los resultados, los resultados preliminares, parecen indicar. Definitivamente tenemos que prepararnos para que eso sea lo que ocurra a esta altura”. Pero Rubio fue más allá y dijo que Biden debería ser reconocido como presidente-electo por la Administración de Servicios Generales, al menos de manera temporal, para poder recibir las acreditaciones necesarias que le permitan acceso a información clasificada de inteligencia con la cual su equipo de transición pudiera empezar a trabajar. Dijo que esto debe hacerse “por el bien del país”.

Otros han sido menos extremos, sin ahondar en detalles de la transición, pero también han planteado el escenario de Biden presidente. Tal es el caso del senador republicano John Cornyn, por Texas, quien si bien cree que el presidente debe seguir con el curso legal de sus denuncias por fraude, declaró que “con confianza sabemos que el 20 de enero tendremos una inauguración presidencial. Y probablemente sea la de Joe Biden”.

Por su parte, el senador por Mississippi, Roger Wicker, al ser consultado por el mensaje en Twitter en el que el presidente Trump decía que él ganó la elección, afirmó ante la prensa que si hubiera sido consultado, “no habría aconsejado al presidente que escribiera eso”.

“Es altamente improbable que se revierta el resultado de esta elección”, aseguró el senador Kevin Cramer, de Dakota del Norte. Si bien cree que el presidente Trump debe exponer hasta los más mínimos casos de delitos con boletas, también cree que “el vice-presidente Biden debería empezar a recibir reportes, y la transición debe comenzar. Si se termina confirmando su victoria, como todo indica que pasará, no puede comenzar a ciegas en enero”, muy en línea con el argumento de Rubio.

El senador Mike Rounds, por Dakota del Sur, ha dicho que “ahora debemos asumir que dado el actual recuento electoral, estamos muy cerca de una confirmación (…) Ahora mismo parece ser que será presidente Joe Biden. Eso lo entendemos”.

Sin embargo, en una reunión a puertas cerradas en el congreso en el día de ayer, según ha trascendido, se le preguntó a los representantes si creían que el presidente Trump debía conceder ante Joe Biden. Los principales medios del país reportaron que los líderes del partido en la cámara baja indicaron que apoyan la decisión de Trump de seguir adelante con los litigios en diversos estados.

Otros, como el senador Lindsay Graham, de Carolina del Sur, dijo que Biden no será presidente-electo, “hasta que cada corte haya determinado la legalidad de todos los votos puesta en duda por el presidente Donald Trump”.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here