Las autoridades sanitarias no se quedaron en el pedido o las amenazas. Se hicieron presentes en el estadio y suspendieron el partido a los cinco minutos para buscar deportar a los cuatro futbolistas del seleccionado argentino que actúan en Inglaterra. Las autoridades santiarias de Brasil, sospechaban que, en el marco de la pandemia de Covid-19 falsearon su declaración jurada para ingresar al país para el partido de este domingo por las eliminatorias para el Mundial Qatar 2022.

La tensión respecto del asunto llegó hasta el límite de que se dudó de las presencia de ellos en el partido, aunque finalmente todos subieron al ómnibus rumbo al estadio Arena Corinthians. El partido comenzará a las 16, y Scaloni contará con todos los integrantes del plantel.

Los jugadores sobre quienes la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) abrió una investigación son Giovani Lo Celso, Cristian Romero (ambos, de Tottenham Hotspur), Emiliano Martínez y Emiliano Buendía (de Aston Villa). Quienes ingresan a Brasil y estuvieron dentro de los últimos 14 días en Reino Unido, Sudáfrica, Irlanda e India deben cumplir un aislamiento preventivo de dos semanas. A los cuatro argentinos se los acusó de haber falseado su declaración.

Desde la AFA no manifestaron inquietud porque, según argumentaron, se cumplió con la burbuja sanitaria estipulada por Conmebol. El enredo se hizo mayor porque la Confederación Brasileña de Fútbol advirtió a la Confederación Sudamericana de la obligación de que los jugadores hicieran cuarentena. Ésta respondió que los países acordaron los protocolos sanitarios y que el tema debía ser resuelto por el gobierno brasileño.

La selección llegó a Brasil en un vuelo desde Caracas, Venezuela, hacia San Pablo, y declararon no haber pasado por ninguno de los cuatro países sobre los que pesan restricciones en los últimos 14 días, según especificó Anvisa en un comunicado. “El viernes, noticias oficiales llegaron a Anvisa dando cuenta de supuestas declaraciones inverídicas presentadas por estos viajeros. Informaciones falsas prestadas a las autoridades brasileñas pueden constituir infracciones sanitarias y violación a las leyes penales”, enfatizó el organismo.

A partir de las sospechas, Anvisa notificó al Gobierno de San Pablo para que enviara al hotel Marriott del aeropuerto internacional de Guarulhos, donde está alojada la selección argentina, agentes sanitarios con el fin de determinar si “Dibu” Martínez, Buendía, “Cuti” Romero y Lo Celso estaban comprendidos en la normativa vigente para personas provenientes de Inglaterra. ”Luego de la notificación del órgano federal, la Secretaría de Salud inició una investigación epidemiológica y sanitaria y elevará para que Anvisa delibere sobre la necesidad de cuarentena de los atletas”, indicó el gobierno de San Pablo. El comunicado dijo que Anvisa “es responsable por la vigilancia en los aeropuertos” y “dejó pasar a cuatro atletas de la selección argentina que actúan en Reino Unido”.

Finalmente, en el mediodía del domingo la situación quedó resuelta a favor del deseo argentino, pese a que las presiones de la autoridad sanitaria crecieron considerablemente a partir de un nuevo comunicado en el que, sin mencionar nombres propios, se informaba que “dos de los cuatro futbolistas habían falseado su declaración”. En el medio hubo gestiones de la propia Conmebol y del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli.

Según la resolución 655 del 23 de junio de 2021 de la Presidencia de la República, los viajeros con “origen o paso por el Reino Unido, por Sudáfrica e India en lo últimos 14 días, al ingresar al territorio brasileño, deberán permanecer en cuarentena por 14 días”.

La cuarentena y una serie de trámites contra la pandemia que podrían afectar su trabajo fueron el motivo por el cual resultaron vetados por sus clubes once jugadores de la selección brasileña para participar en las eliminatorias. Martínez, Buendía, Romero y Lo Celso fueron autorizados por sus clubes para dos primeros partidos (Venezuela y Brasil), pero Scaloni cuenta con ellos para los tres cotejos. Tottenham y Aston Villa exigen que viajen después de este domingo porque en Inglaterra deberán cumplir una cuarentena; si lo hacen luego del jueves se perderán más partidos de la Premier League.

Sin embargo, después de todo esto las autoridades sanitarias brasileñas han entrado al césped a suspender el partido. En una situación ridícula, el seleccionado argentino se retiró al vestuario tras ver a antiguos compañeros y amigos como Messi, Neymar y Dani Alves conversar para llegar a una solución que no dependía de ellos. Se ha podido ver al argentino del PSG pidiendo explicaciones por el espectáculo, cuando llevan ya cuatro días en suelo brasileño.

La última intentona para perjudicar a Argentina en el terreno de juego por parte de los brasileños fue la de reanudar el encuentro sin los jugadores que militan en la Premier League: Lo Celso, Romero, Buendía y ‘Dibu’ Martínez. Messi y Scaloni dejaron claro que «con esas condiciones» no jugaban.

Finalmente, la AFA comunicó la suspensión del choque.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here