El presidente y la primera dama viajaron a Dover, Delaware, para reunirse con los familiares de las 13 víctimas del ataque terrorista en el aeropuerto de Kabul, que también dejó 160 afganos fallecidos. Ambos estuvieron presentes en la ceremonia de retorno de los cuerpos a tierra estadounidense este domingo.

El presidente, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, asistieron a un evento de «traslado digno» este domingo para marcar el regreso a casa de los restos de los militares estadounidenses muertos la semana pasada en el ataque terrorista en las afueras del aeropuerto de Kabul.

Vestida de negro, la pareja presidencial llegó temprano el domingo a la Base de la Fuerza Aérea de Dover en Delaware, donde se reunieron con familiares de los miembros del servicio que murieron mientras custodiaban el aeropuerto de Kabul para evacuar a los refugiados estadounidenses y afganos de la capital de Afganistán, ahora en manos de los talibanes.

En el solemne evento alrededor del mediodía, el presidente y la primera dama, junto con oficiales militares de alto rango, observaron cómo se descargaron de un avión de transporte militar los ataúdes cubiertos con banderas.

Trece miembros del servicio estadounidense y al menos 95 afganos murieron en dos explosiones el jueves. El autoproclamado grupo terrorista Estado Islámico, que ha luchado con los talibanes, tomó responsabilidad del ataque suicida.

Al dirigirse a la nación anteriormente, Biden elogió a los estadounidenses asesinados como «la columna vertebral de Estados Unidos» y prometió vengarse de quienes perpetraron el ataque. «Los perseguiremos y los haremos pagar», dijo.

Estados Unidos lanzó un ataque de represalia el viernes, en el que mató a dos objetivos del Estado Islámico de «alto perfil» en un ataque con drones en Afganistán, según el Pentágono.

La base de Dover, en el estado natal de Biden, ha sido el principal punto de recepción de los cuerpos de los miembros del servicio muertos en las guerras de Irak y Afganistán.

También es la base donde el difunto hijo de Biden, Beau, fue desplegado de camino a Irak durante un período de servicio con la Guardia Nacional de Deleware. Más tarde murió de cáncer cerebral.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here