La iniciativa incluye beneficios que valen la mitad de los aprobados en marzo. Los demócratas no están conformes con esta propuesta. Algunos han pedido que haya cheques de 1,200 dólares.

El Gobierno del presidente, Donald Trump, propuso el martes un nuevo paquete de ayuda por la pandemia de COVID-19 de 916,000 millones de dólares a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

La iniciativa incluye pagos directos de 600 dólares a la mayoría de los estadounidenses, la mitad de los beneficios federales de desempleo aprobados en marzo.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, presentó la propuesta a Pelosi el martes en la tarde, dijo el funcionario en un comunicado.

Mnuchin no abundó en detalles, pero el líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo que la propuesta incluye un pago directo de 600 dólares a individuos y de 1,200 a parejas.

Mnuchin se comunicó con Pelosi después de conversar por teléfono con los principales líderes republicanos en el Congreso, entre ellos el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, quien continúa en desacuerdo con los demócratas en torno a las ayudas por COVID-19.

En una declaración conjunta, Pelosi y Cuck Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado, criticaron fuertemente la propuesta de la Casa Blanca.

“La propuesta del presidente comienza por reducir la propuesta de seguro de desempleo que están discutiendo los miembros bipartidistas de la Cámara y el Senado de 180,000 a 40,000 millones de dólares. Eso es inaceptable”, señalaron.

Por su parte, miembros destacados del Partido Republicano no están de acuerdo con los pagos directos, dicen que son costosos y suponen demasiada asistencia para gente que no la necesita. Los demócratas, en general, aceptan la idea.

“En este preciso momento nos ocupamos de las familias con problemas, los negocios en quiebra, el personal de salud y no tenemos un cheque de estímulo para cada persona, al margen de sus necesidades”, dijo la senadora Susan Collins, republicana por Maine y que encabeza a un grupo bipartidista que exige un pacto de 908,000 millones de dólares, que no incluye cheques directos de 1,200 dólares.

El grupo de moderados, encabezado por el demócrata Joe Manchin, senador por Virginia Occidental, y Collins, intenta reunir apoyo de los legisladores de ambos partidos para la iniciativa bipartidista de 908,000 millones de dólares, que presentaron la semana pasada.

El martes también seis senadores progresistas liderados por Bernie Sanders exigieron en una carta que se incluya un cheque de $1,200 por el COVID-19 en dicha propuesta bipartidista.

McConnell, en cambio, abogó por un paquete de ayuda económica por el COVID-19 más reducido. «Salir de aquí sin un paquete de ayuda por el coronavirus no puede suceder», dijo.

McConnell propuso el martes dejar de lado una prioridad demócrata —la asistencia a los Gobiernos estatales y locales— a cambio de no incluir una medida para proteger las empresas contra las demandas por negligencia relacionadas con la pandemia de COVID-19.

Los demócratas rechazaron la idea y afirmaron que McConnell estaba socavando los esfuerzos del grupo bipartidista de negociadores del Senado y renegando de declaraciones previas de que las asistencias estatales y locales tendrían que ser un elemento del acuerdo de asistencia por el COVID-19 debido al control demócrata de la cámara baja.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here