La negativa de Donald Trump a iniciar la transición de poder tras haber perdido las elecciones en Estados Unidos tiene graves consecuencias, especialmente cuando la pandemia de coronavirus sigue golpeando con fuerza en el país. Se lo ha recordado este lunes el presidente electo, Joe Biden, que en una rueda de prensa ha asegurado tajante: “ Más gente puede morir si no nos coordinamos”.

Biden ha contestado preguntas de los periodistas tras mantener con la vicepresidenta electa Kamala Harris una reunión con líderes empresariales y sindicales y ofrecer un discurso sobre sus planes económicos. Y aunque en esa misma comparecencia ha insistido como ya hiciera la semana pasada en que la negativa de Trump a poner en marcha la transición es “más embarazoso para el país que debilitador” para su capacidad de ponerse en marcha, también ha criticado las acciones del presidente y del Partido Republicano, que está habilitando el enroque del presidente.

Biden ha señalado, como ejemplo, que sin la coordinación de una transición normal la Administración entrante se verá “retrasada” y habrá perdido un mes y medio para planificar el combate contra la pandemia.

Este mismo lunes, cuando Moderna ha anunciado una efectividad de casi el 95% en su vacuna experimental, Biden había reaccionado en Twitter con “esperanza” pero también recordando que quedan meses y hay que mantener las medidas de protección como el distanciamiento social y uso de mascarillas. Y es el mismo mensaje que ha lanzado en la comparecencia en Wilmington (Delaware), donde ha vuelto a usar la imagen de que se avecina un “invierno muy oscuro” aunque también ha dicho: “va a ser difícil pero lo vamos a hacer”.

«¿Qué demonios les pasa?»
E
l enfoque del presidente electo se mueve en las antípodas del de Trump y el demócrata no ha escatimado críticas. Ha calificado, por ejemplo, de “totalmente irresponsable” que el presidente y sus asesores ataquen a líderes de estados que están imponiendo nuevas restricciones en negocios para tratar de frenar la escalada de contagios. “¿Qué demonios les pasa?”, ha preguntado retóricamente.

Biden ha mostrado su apoyo a un mandato nacional sobre el uso de las máscaras y ha urgido también a que el Congreso ayude a millones de estadounidenses que han perdido horas de empleo o salario y trabajo aprobando “rápidamente”, “no mañana sino hoy”, un nuevo paquete de ayudas. El modelo que propone es la ley HEROES dotada con tres billones de dólares que aprobaron los demócratas en la Cámara Baja pero que no aceptan los republicanos en control del Senado. “La idea de que el presidente está jugando a golf y no haciendo nada sobre esto escapa a mi comprensión”, ha declarado.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here