Según publicó este martes el diario The Washington Post, algunos de los documentos incautados detallan operaciones ultrasecretas de EEUU tan estrechamente protegidas que muchos altos funcionarios de seguridad nacional no las conocen.

Cuando agentes del FBI registraron la casa de Donald Trump en Mar-a-Lago el mes pasado, encontraron al menos un documento que describe las capacidades militares, incluidas las nucleares, de un país extranjero, según publicó este martes el diario The Washington Post citando a personas familiarizadas con el asunto.

No obstante, las personas consultadas no identificaron al gobierno extranjero en cuestión y tampoco ofrecieron detalles adicionales.

El diario señala que algunos de los documentos incautados detallan operaciones ultrasecretas de EEUU tan estrechamente protegidas que muchos altos funcionarios de seguridad nacional no las conocen.

Solo el presidente, algunos miembros de su gabinete o un funcionario de nivel cercano podrían autorizar a otros funcionarios gubernamentales a conocer detalles de estos programas de acceso especial, según las personas citadas, que hablaron bajo condición de anonimato para describir detalles sensibles de una investigación en curso.

Algunas operaciones de acceso especial pueden tener tan solo un par de docenas de personal gubernamental autorizado a concer su existencia. Los registros que se ocupan de estos programas se guardan bajo llave, casi siempre en una instalación de información compartimentada segura, con un oficial de control designado para vigilar cuidadosamente su ubicación.

Pero dichos documentos se almacenaron en Mar-a-Lago, con seguridad incierta, más de 18 meses después de que Trump dejara la Casa Blanca.

Esta información sale a la luz mientras las autoridades buscan un perito independiente supervise los documentos oficiales recuperados en la residencia del expresidente Donald Trump.

La jueza Aileen Cannon, del distrito Sur de Florida, ordenó que se designe este supervisor especial para revisar los bienes incautados, gestionar las afirmaciones de privilegio invocadas al respecto, hacer recomendaciones y evaluar las reclamaciones de devolución de bienes.

En el registro realizado por el FBI en Mar-a-Lago se encontraron documentos clasificados y secretos que el expresidente republicano presuntamente se llevó consigo cuando dejó la Casa Blanca en enero de 2021.

También había 90 carpetas vacías con etiquetas de «clasificado» y «Devolver a la secretaria del personal/asistente militar», según el inventario del registro, que fue publicado la semana pasada.

La decisión tomada el lunes por la jueza estipula que el Departamento de Justicia no puede seguir revisando el material incautado o utilizarlo en el marco de la investigación hasta que ese perito no finalice su análisis o hasta nueva orden judicial.

No obstante, apunta que la Oficina del Director de Inteligencia Nacional puede continuar su evaluación del posible riesgo para la seguridad nacional que constituye la eliminación de la custodia gubernamental de documentos clasificados, algunos relacionados con secretos de gobierno y de inteligencia calificados como top secret.

 

ESTE SITIO NO GANA DINERO (NON_PROFIT) DE NINGUNA FORMA SU UNICO FIN ES INFORMAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here